contador de visitas
top of page

“La importancia de una Iglesia en la pastoral de comunicación digital”. VICTOR ARZABA

SEMINARIO MAYOR DIOCESANO

“SAN ANDRÉS APÓSTOL”




UNIDAD DE TEOLOGÍA

CUARTO DE CONFIGURACIÓN


TESINA

“La importancia de una Iglesia en la pastoral de comunicación digital”


PRESENTADA POR

Víctor Arzaba Martínez


ASESOR

Pbro. Lic. Teódulo Morales Mezo

Salto de Eyipantla, Veracruz

Mayo de 2024





AGRADECIMIENTOS



Agradezco a Dios, principalmente que me ha dado la gracia de poder lograr la conclusión de mi formación inicial y de pertenecer a esta Diócesis que me ha abierto las puertas para servir al pueblo de Dios y lograr mi deseo al sacerdocio. A la Santísima Virgen María que siempre me ha, acompañado durante mi camino vocacional y formativo.


A mis padres el Sr. Víctor Arzaba Pérez y la Sra. María Martínez Reyes; que son una pieza importante en mi vida, que junto conmigo han venido caminando en la fe. A mis hermanos: Silvestre, Guadalupe, Virginia y Javier que, en la distancia, siempre compartimos los mejores momentos y los sueños de nuestra niñez.


Agradezco a mis formadores; rectores, del área humana y espirituales: que han sido un gran ejemplo y modelo de Jesucristo para encausarme al ministerio sacerdotal. A través de cada una de las áreas formativas.


A mi asesor de tesina el Lic. Pbro. Teódulo Morales Mezo, por su tiempo, enseñanza y dedicación a los medios de comunicación en la diócesis. El cual ha sido un gran ejemplo y modelo de comunicólogo.


A mis familiares y amigos que siempre están atentos de mi vocación, de mi persona y formación.


DEDICATORIA



Este trabajo realizado con un gran esfuerzo y amor; es dedicado a Dios, a la Santísima Virgen y a la Santa Madre Iglesia; a todos los de pastoral de comunicación digital en nuestra diócesis de San Andrés Tuxtla.


A mis padres: Sr Víctor Arzaba Martínez y la Sra. María Martínez Reyes; quienes me dieron la vida y que fueron fruto de un amor, para que yo viniera a este mundo. Por todo su apoyo que me han brindado en esta locura de Dios en la evangelización a través de las redes.


A todos los equipos de medios de comunicación que me dieron la oportunidad de colaborar y producir contenidos de evangelización como: María visión, Radio María, Tv Azteca, Valora Radio, Asociación Nacional de Locutores de México, Foné-Radio, Caminando en la fe, Radio Apóstol-Chile, Radio Rama y Conexión Vital Radio.


Dedico también para mis familiares, amigos, compañeros seminaristas y Sacerdotes. A todas las personas cercanas a mí que me han apoyado en mi vocación y misión.


A las personas que han caminado conmigo, haciéndose amigos, hermanos, padres y madres espirituales. A los sacerdotes y personas que me han impulsado en esta gran misión.



CAPITULO I: MÉTODOS PRINCIPALES DE LA COMUNICACIÓN



Introducción



El presente trabajo; La importancia de una Iglesia en la pastoral de medios de comunicación digital, para denotar en el valor de la comunicación del Evangelio, aunque no se ahonda a profundidad sobre los diversos medios de comunicación digital, es ante todo un bosquejo de trabajo.


El primer capítulo habla sobre la comunicación como ciencia, es decir, que es la comunicación, y cómo se comunican los seres animados. Resaltando sobre todo la comunicación humana y descubriendo como es el proceso de comunicación del hombre.

El segundo capítulo habla de la comunicación como iniciativa divina, por la cual desea Dios, compartir su amor y divinidad con el hombre, haciendo un plan por medio del cual se viva en comunión plena con todos los que desean abrazar esta salvación. Podremos descubrir la importancia de la comunicación como uno de los elementos principales que Dios utiliza para comunicarse con el hombre y con su pueblo. Desde la revelación divina, se realiza el encuentro de Dios y el hombre de manera admirable, pues en ella Dios se dirige al hombre, le interpela y le comunica la Buena Nueva de la salvación.

El tercer capítulo, abordo la importancia de la acción pastoral de la Iglesia diocesana y las foranías; sobre el uso y la formación de discípulos digitales en la propagación del evangelio. Como los nuevos retos de los medios de comunicación digital.


































CAPÍTULO I MÉTODOS PRINCIPALES DE LA COMUNICACIÓN



Para poder adentrarnos al tema central de este trabajo comenzare; en este primer capítulo, a explicar el tema que quizás hemos escuchado, pero que hay cosas que desconocemos. A continuación, responderemos: ¿Qué es la comunicación? Y ante esta pregunta, es importante saber que hay una diferencia biológica de las especies y sus métodos en que se comunican entre ellos, esto incluye al hombre. Una vez dado esto por conocido podremos distinguir: los tipos de comunicación que existen entre las plantas, animales y los humanos.

Después de haber hablado de la distinción entre la comunicación de las especies; se hablará de los elementos básicos de la comunicación humana. Una vez teniendo esto como base, podremos dar ese paso cuántico al segundo capítulo, para poder abordar la comunicación reveladora del Padre, por medio del hijo; Dios se comunica en la persona de Jesús en un lenguaje humano, para poder darse a conocer al hombre y este le pueda reconocer, amar y seguir.





⦁ ¿Qué es la comunicación?



Es importante tener presente que la persona, como ser racional, posee ciertas características que lo hace distinto de la creación, ya sea de las plantas, de los animales y de los objetos inanimados etc.


El ser humano cuenta con un nivel de inteligencia superior, no solo sensitivo, en el caso de los seres animados, sino que es racional, esto le permite poder comunicarse y transmitir datos y conocimientos de una generación a otra.


Así surge la comunicación, en el compartir, en la manera de pensar y de vivir la realidad. “La comunicación es una aptitud para servirse de la información en la interacción”.


Esta interacción es compartir los conocimientos adquiridos y aumentarlos, sin embargo, por medio de las variantes lingüísticas podemos comunicar o no, algo con un grupo determinado de personas o como lo veremos en este capítulo entre las especies, la cuales logran tener esa comunicación.


Hay que definir claramente de donde proviene la palabra comunicación: del verbo latino communicare, que significa:


“Compartir algo, hacerlo común, y por común entendemos que está refiriéndose a una comunidad… Tanto las personas como los animales constantemente estamos recopilando datos o información de nuestro entorno, los procesamos y compartimos con nuestros semejantes” De esta manera podremos decir que la comunicación es “la capacidad y aptitud por parte del ser vivo, para modificar el estado de la materia”


Puesto que para comunicar se necesita poseer esta aptitud de parte del ser vivo; es necesario que, cuente con las características biológicas suficientes y así lograr transmitir su mensaje o la información que necesite dar según su especie o entorno. Por lo tanto, podríamos decir que la comunicación es:

“Una manera de establecer contacto con los demás, por medio de ideas, hechos, pensamientos y conductas buscando una reacción al comunicado que se ha enviado… la intención de quien comunica es cambiar o reforzar el comportamiento de aquel que recibe la comunicación”.


⦁ Elementos biológicos que posibilitan la comunicación


Importante; es saber que el acto de comunicar lo posee cualquier ser vivo. Es decir: que tenga la capacidad de interactuar con individuos de su misma especie o de especies diferentes, al que recurre por medio de información y eso lo llevara a tener esa comunicación con los de su especie.

Por lo tanto, nos podemos preguntar ¿cómo surge esa interacción comunicativa?

“las especies que han logrado la capacidad de interacción comunicativa se distinguen biológicamente porque disponen de órganos especializados para poder desarrollar el trabajo que requiere el intercambio de información.” Ante esto podemos reconocerle como “comportamiento comunicativo”.

Es decir que la comunicación es una característica intrínseca, y surge como consecuencia inevitable del hecho de que todo ser vivo necesita comunicarse no sólo con el medio físico en el que vive, sino también con el biológico.

“A un que no sepan hablar con palabras, nunca dejan de comunicarse; esto conlleva a realizarlo a través de olores, sonidos, luces, colores y movimientos para emitir señales”

La comunicación es indispensable en algún momento de la vida, ya sea para alimentarse, reproducirse o evitar la depredación.

Podemos descubrir cómo la naturaleza desarrolla su propio lenguaje; De lo cual ha favorecido en la perfección de las especies y cada una de ellas pueda tener ese estado de adaptación debido a los cambios y necesidades.

Cabe mencionar que las especies se pueden llegar a extinguir si no se adaptan a su entorno, sin embargo; existen más los casos que se extinguen por catarsis natural, como desastre natural, o a un más por el mismo hombre que puede acabar con ellas. Por lo tanto, las especies vegetales, animales o humanas tristemente pueden extinguirse si no se es adaptable a su lugar.

Existen algunos seres vivos que han adaptado su misma morfología a través de las generaciones y, a través de esto, han evolucionado para bien propio y de la especie:

Un ejemplo de esto, son las plantas, algunos mamíferos que generan electricidad y delfines o murciélagos por medio de ondas sonoras o ecolocalización.

Y de una manera más privilegiada veremos la comunicación humana y sus características, las cuales, a diferencias de las especies animales y vegetales, posee las condiciones necesarias para comunicarse de diferentes maneras con sus semejantes. La comunicación humana incluso ha superado las barreras comunes de interacción, como puede ser la diferencia de lenguaje, o por poner otro ejemplo las personas con discapacidades pueden interactuar por otros medios.


⦁ Desde el ámbito de la biología: Reino Plantae


Dentro de la bilogía se les conoce como reino plantae: se refiere al grupo de las plantas terrestres, que son los organismos eucariotas multicelulares fotosintéticos, descendientes de las primeras algas verdes que lograron colonizar la superficie terrestre y son lo que comúnmente llamamos "planta" o "vegetal".

Como por ejemplo las plantas, los árboles, los hongos; estos llegan a relacionarse con su entorno de esta manera, de la cual tienen la capacidad de interactuar con su entorno, crecer y llegar a reproducirse.


Según Francis Bouteau, del laboratorio de electrofisiología de las membranas Sorbonne Paris Cité «se ha demostrado hace años la comunicación eléctrica en las plantas y la circulación de mensajes a través de las ondas de despolarización de la membrana». Es decir que las plantas pueden comunicarse a través de: “señales olorosas, visuales, auditivas, químicas y eléctricas. Para nosotros nos puede ser difícil entender esta parte , debido a que no nos damos cuenta o no ponemos la atención al estudio de la comunicación vegetal.


Las plantas interactúan con su entorno y se adaptan a un entorno climático con características específicas y esto les permite nacer, crecer y reproducirse, a su vez, por medio de la foto síntesis, interactúan con luz del sol para tomar por medio de los rayos V los nutrientes necesarios para su subsistencia.


Ante esto, podemos descifrar que la energía del sol se convierte en energía química. Por lo tanto, el dióxido de carbono junto con el agua, genera en las plantas y árboles el proceso de fotosíntesis, por el cual se hace glucosa; esta va a generar nutrientes que se requieren para que la planta pueda vivir y, por ende, pueda generarse el oxígeno.







Figura 1: Proceso de fotosíntesis

La figura muestra el proceso de la fotosíntesis para ayudar a la comprensión de la interacción entre los miembros de la especie plantae.


⦁ Electrocomunicación



Es importante conocer también la electrocomunicación que existe en algunos peces. Es decir, que por medio de campos electromagnéticos utilizan la electricidad en su favor para comunicarse o para defenderse, a esto lo podemos llamar “electrocomunicación”. A esto le podemos conocer como:


“El método de comunicación utilizado por los peces débilmente eléctricos. Los peces débilmente eléctricos son un grupo de animales que utilizan un canal de comunicación que es "invisible" para la mayoría de los otros animales: la señalización eléctrica”.

Unas de las especies que generan la comunicación a través de la electricidad son: Mormyridae y el Gymnotiformes:

“estas generan un campo eléctrico y un segundo individuo que recibe ese campo eléctrico con sus electrorreceptores. El lado receptor interpretará las frecuencias de la señal, las formas de onda y el retraso, etc”.



Figura 2


Estructura morfológica del Mormyroidea.

Los peces electrogénicos se dividen en dos grandes grupos en función del voltaje de sus descargas eléctricas: peces fuertemente eléctricos, capaces de producir descargas de cientos de voltios y peces débilmente eléctricos que generan descargas de apenas 1 voltio:


“Los peces débilmente eléctricos emplean su capacidad electrogeneradora para comunicarse entre sí, para orientarse y para navegar, con lo que contrarrestan la escasa visibilidad de las aguas turbias y cargadas de sedimentos que pueblan. Este sistema de navegación, conocido como electrolocalización opera como una especie de sonar eléctrico: el órgano electrogenerador del pez, localizado en su cola emite constantemente pequeñas señales o pulsos eléctricos. La presencia de un objeto o animal en las proximidades las distorsiona, una alteración que el pez detecta gracias a los electrorreceptores distribuidos por toda la superficie de su cuerpo. La comunicación se produce cuando esta señal eléctrica alcanza a un congénere, que lo reconoce. Como además él también genera sus propias minidescargas de forma continua, la comunicación opera en ambos sentidos”.




⦁ Ecolocación



Entre las especies hay algunas que usan la ecolocación, hay una serie de mamíferos marinos y terrestres que han evolucionado su capacidad sonora al encontrar la visual como un elemento que les desfavorece.

Las especies que han logrado desarrollar son los delfines, ballenas, murciélagos, golondrinas y lirones que son las especies más conocidas

La ecolocación es una palabra compuesta por eco y localización. El eco es la “repetición de un sonido a consecuencia de la reflexión de las ondas sonoras”10, es decir, el eco se reproduce al emitir un sonido que se encuentra con algún obstáculo que impide su paso y permite que este sonido regrese a donde se generó el sonido inicial.

Es de suma importancia tener esto en cuenta porque si el sonido no regresa no es ecolocación, pues por medio del regreso del sonido inicial es cómo podemos entender la definición de localización, por medio del eco, las especies como murciélagos, y delfines pueden hacer una imagen mental de lo que se encuentra a varios metros de distancia.






Así pues, la ecolocación es “el uso de ondas sonoras y eco para determinar la ubicación de los objetos en el espacio” Los delfines y ballenas de la misma manera por medio de silbidos o chillidos se comunican y localizan en el espacio, así como ubicar sus presas y su entorno. “Respecto a los silbidos, son sonidos de tono uniforme, se utilizan para comunicar estados de alarma, excitación sexual y otros estados emocionales.”

Mientras tanto, los murciélagos emiten ondas sonoras, ya sea por su nariz o por su boca, para poder moverse en la oscuridad, y al regresar el eco, lo perciben con los oídos y poder ubicar lo que hay a su alrededor. De hecho, esta capacidad de los animales fue la que inspiró al hombre a crear el Radar o Sonar.

El hombre se dio cuenta de la propagación de las ondas acústicas debajo del mar, y comenzó a investigar más sobre ello, es así como se creó el sonar, SOund NAvigation and Ranging, que traducido al español significa, localización por sonido. De este modo, un sonar es el aparato electroacústico que detecta la presencia y situación de objetos sumergidos, mediante ondas producidas por el propio objeto o por la reflexión de las que emite el aparato.


Figura 3


Ondas sonoras usadas por los murciélagos, delfines y sonares


“Donald R. Griffin takes us on a guided tour of the recent explosion of scientific research on animal mentality. Are animals consciously aware of anything, or are they merely living machines, incapable of conscious thoughts or emotional feelings? How can we tell? Such questions have long fascinated Griffin, who has been a pioneer at the forefront of research in animal cognition for decades”.


En Animal Minds, Donald R. Griffin nos lleva en un recorrido guiado por la reciente explosión de la investigación científica sobre la mentalidad animal. ¿Son los animales conscientes de algo, o son simplemente máquinas vivientes, incapaces de tener pensamientos conscientes o sentimientos emocionales? ¿Cómo podemos saberlo? Estas preguntas han fascinado durante mucho tiempo a Griffin, quien ha sido un pionero en la vanguardia de la investigación en cognición animal durante décadas.








Figura 4 Ecolocación

Nota: Esta figura nos muestra visualmente que es la ecolocación; orientación e identificación de objetos que se encuentran a distancia, por medio de la interpretación de los sonidos o ecos que ellos mismos producen. Las ondas amarillas son las emisiones

lanzadas por los murciélagos, delfines y submarino respectivamente, mientras que las ondas rojas es el rebote del eco que se interpreta y permite ver los objetos que se encuentras a cierta distancia.











⦁ La Comunicación en el ser humano



El ser humano es un ser social por naturaleza. La comunicación es un proceso innato en el hombre, una necesidad básica, para la que vivimos determinados bilógicamente. Es por ello que a gran diferencia de las especies como las de género Plantae y al reino animal posee, ciertas características que lo hacen diferenciarse de otros géneros. Sobre todo, porque “comunicar supone la aptitud por parte del ser vivo para servirse de la materia y de la energía en la producción de señales”.


Es decir, que la comunicación nos lleva a realizar un acto de relación humana en el que dos o más personas lo que hacen; es que intercambian un mensaje, mediante el uso de un lenguaje o alguna otra manera de poder expresarse y lograr una interacción. Por ende, este proceso que se realiza, se le conoce como interactivo y social. Desde su naturaleza, el hombre posee el conocimiento e inteligencia, desde un sentido antropológico y bilógico; es superior a otras especies debido a su raciocinio. Desde ese conocimiento e inteligencia; el ser humano utiliza la “expresión” la cual es; “representación con palabras, o con otros signos externos, de un pensamiento una idea, un sentimiento” y así poder obtener el fenómeno de la comunicación.



El ser humano con el paso del tiempo ha ido perfeccionando su manera de comunicarse; se dice que mucho antes de que desarrollara el habla utilizaba:

“sus manos, rostro para expresarse y trasmitir conocimientos. Hoy seguimos dependiendo de expresiones y gestos para comunicar nuestras ideas a los demás. Al hablar sonreímos y fruncimos el ceño, elevamos las cejas y lanzamos al aire puños y dedos para insistir en algo. Incluso nuestra manera de sentarnos puede indicar algo distinto a nuestras palabras, y revelar si mentimos o decimos la verdad”.


De esta manera, el ser humano ha ido evolucionando y desarrollando sus habilidades para poder lograr una mejor comunicación, puesto que recordemos que por naturaleza es un ser social.


Y nos podemos realizar esta pregunta: ¿Cuáles han sido esas técnicas, herramientas o medios que el hombre ha generado? “Recordemos que hablar es una forma muy rápida de decir lo que piensas, pero el mensaje desaparece como el eco de tus palabras se apaga. Para que dure, debes registrarlo, tallarlo, esculpirlo, pintarlo, estamparlo o imprimirlo”



Aquí podemos ver la gran diferencia que hay entre la comunicación del género humano, porque permite que los hombres puedan socializar, compartir sus conocimientos e innovar. La finalidad de la comunicación es transmitir información, pensamientos, emociones, sentimientos.

A estas herramientas y otras más, les llamaremos Medios de comunicación:


Comunicación Oral

Comunicación Escrita

Música

Danza

Pintura

Comunicación no Verbal

Escultura

Cine

Teléfono

Telégrafo Lenguaje de señas

Pictogramas

Arte Monumentos

Periodismo

Fax

Televisión

Radio Correo Postal

Medios Audiovisuales Revistas

Película

Reportaje

Entrevista

Periodismo digital

Foros

Correo electrónico

Internet y redes sociales


















“La información es un conjunto de datos ordenados de forma coherente; la información permite generar y aumentar el conocimiento de la persona”. Por sí mismo los datos no transmiten nada, es por eso importante que estén ordenados, de lo contrario no transmiten el mensaje deseado pues no se hayan ordenados con claridad dentro de un compartir.


Como podremos darnos cuentas son muchas opciones que se nos presentan de los Medios de Comunicación, ante esto solo retomaré dos más importantes y de los cuales el hombre se comunica cotidianamente: es decir la Comunicación Oral y Escrita. Es preciso mencionar que deben tener todos los modelos de comunicación; es decir aquellos que tienen como intención dar un mensaje claro, son los que se muestran a continuación.



⦁ Elementos principales de la Comunicación.


“Claridad en el lenguaje; Eliminación de ruidos; Tener el mismo criterio de codificación y decodificación tanto el emisor como el receptor”

Conforme a la Claridad del lenguaje es importante no perder de vista la variedad lingüística, ya que esta es la encargada de poder transmitir el mensaje, de lo contrario se generan “confusiones, malentendidos o dificultades para comprender el mensaje”. Los otros dos puntos los encontraremos desarrollados en los elementos del sistema de comunicación.




⦁ Diferencias entre la comunicación Oral y Escrita


⦁ Comunicación Oral


Al hablar de comunicación oral hablamos también de la lengua o el modo particular de expresarse de un grupo o pueblo. “La comunicación oral está ligada a un tiempo, es siempre dinámica en un continuo ir y venir. Normalmente, las personas interactúan hablando y escuchando; el hablante tiene en mente al oyente y el oyente al hablante”.


Desde luego la comunicación oral; tiene relación con el espacio y el tiempo, específicamente con el interlocutor. Es un dialogo cara a cara que se da entre dos o más personas. Puede darse también de persona a persona, es decir: a través de medios tecnológicos como: el teléfono, la radio, la televisión, etc. El receptor comprende el mensaje mediante el oído. La comunicación es espontanea. La comunicación es inmediata, rápida y ágil. Se acompaña de varios códigos no verbales, como puede ser los gestos de la cara, los movimientos de las manos, entre otros. Hay bastante interacción durante la emisión del mensaje.


⦁ Comunicación Escrita



Diferida en el tiempo. Se comparan las características gramaticales como son la adecuación y la coherencia del texto y las ideas. Puede haber participación, por ejemplo, a la hora de leer algo en el pizarrón de clase, puede haber interacción entre el que deja el mensaje y el que lo recibe. El receptor lo comprende por el canal visual.


La comunicación es elaborada, el lector puede escoger donde y cuando leer. La comunicación es más despacio. Hay poca interacción o nula durante la emisión del mensaje:


“En la comunicación humana encontramos dos formas de manejar el lenguaje verbal: la oral y la escrita. Ambas utilizan el razonamiento verbal, pero se diferencian en cuanto el uso de habilidades por parte de las personas para la transmisión de sus ideas. La comunicación escrita es más razonada, estructurada y hasta cierto punto estática y permanente; en cambio, la comunicación oral se distingue por su dinamismo, su espontaneidad y su rapidez para expresar ideas, aunque las personas cometen muchos errores al hablar, como son las repeticions, las frases incompletas o las fallas de pronunciación”.


⦁ Elementos de un sistema de Comunicación



Un sistema de comunicaciones se conforma de diferentes elementos que tienen cada cual su propia función, y los cuales son de suma importancia para que pueda haber buen resultado en la transmisión del mensaje deseado:


⦁ Fuente/Emisor:

Es quien origina el mensaje, puede ser cualquier persona, tiene la intención de comunicar su mensaje a otra persona, es el que se encarga de codificar el mensaje.

⦁ Codificación: “Es la forma en la que se expresa la fuente. La palabra oral o escrita”.


⦁ Mensaje: Es aquello que se quiere transmitir. Lo que se comunica. El mensaje consta de un “código, contenido y tratamiento”. Respectivamente nos referimos al sistema estructurado de signos (lenguaje), las ideas que constituyen el mensaje (lo que se comunica) y elección de una manera de decir las cosas, para que haya facilidad de comprensión del mensaje.


⦁ Canal: Es el medio por el cual viaja la información de la fuente al receptor, a este se le suma el ruido que se pueda generar en el transcurso en que el mensaje llega al receptor.



⦁ Receptor: La persona o grupo de personas a la que se le desea hacer llegar el mensaje, es el receptor del mensaje, y es el que decodifica el mensaje.

⦁ Decodificador: “Es el proceso de interpretación que se ejecuta cuando el receptor recibe el mensaje enviado por el Emisor.”


⦁ Ruido: Es todo elemento externo que interfiere con el correcto fluir de la información, puesto que ellos afectan el sentido del mensaje. Son las barreras u obstáculos que se presentan a la hora de querer dar un mensaje. Un ruido a la hora de dar una homilía, puede ser el sonido de los carros, la mala calidad del audio, por poner algunos ejemplos.


⦁ Feedback: La corroboración por la cual se sabe si el mensaje llegó de manera correcta al Receptor. Schramm, Westley y McLean, Fearing y Johnson son quienes introdujeron la noción de circularidad con base a la retroalimentación o Feedback.


⦁ Contexto o situación: Esto es la circunstancia bajo la cual se transmite el mensaje.




Figura 4 Modelo circular

“Con el modelo circular se pone énfasis en que toda acción comunicativa y el modo de efectuarla producen un efecto en el receptor, quien llegará a reaccionar de alguna forma provocando, a la vez, una nueva interacción comunicativa”


Como podemos ver la Comunicación es algo muy complejo, pese a su modelo referencial que usamos en la Figura 4 podemos distinguir algo, la comunicación es algo habitual al ser humano, de tal manera que ya es algo común para nosotros.


Probablemente no estemos familiarizados con los términos que hemos utilizado (Fuente o Emisor, Receptor, Ruido, Codificación, Decodificación, Canal, etc), pero a lo que si estamos habituados es a comunicar, es algo que hacemos de manera Innata.




Todo esto que hemos visto sobre la comunicación tiene como objetivo distinguir y diferenciar la comunicación del hombre, y hacer que el lector se descubra e identifique como un ser privilegiado que ha sido dotado con los medios necesarios para poder comunicarse de una manera perfecta.


La comunicación perfecta solo se puede lograr cuando emisor y receptor tiene el canal idóneo para comunicarse, evadiendo totalmente el ruido para hacer que el mensaje llegue correctamente a la otra persona y que el receptor se convierta ahora en emisor y pueda dar una retroalimentación a quien fungía como emisor y pasa a ser receptor, es decir, dialogando.


Pues de esta manera Dios creó al hombre y lo dotó de los medios biológicos necesarios y de conocimiento e inteligencia para poder hacer su propio código de lenguaje y escritura, sin embargo, esto no fue suficiente para Dios, no nos creó solo con la posibilidad y las características para poder comunicarnos entre nosotros, sino que el mismo se comunicó con el hombre. Esta comunicación que en un comienzo era humana y gracias a la intervención de Dios pasa a ser Comunicación Divina, será desarrollado en el segundo capítulo



CAPÍTULO II: DIOS SE COMUNICA CON SU PUEBLO POR EL HIJO



En este segundo capítulo podremos descubrir la importancia de la comunicación como uno de los elementos principales que Dios utiliza para comunicarse con el hombre y con su pueblo. Es por ello que desde el sentido de la revelación se realiza el encuentro de Dios y el hombre de manera admirable, pues en ella Dios se dirige al hombre, le interpela y le comunica la Buena Nueva de la salvación.


A su vez el hombre responde adhiriéndose con la fe. Solamente en esa llamada-respuesta, la revelación divina encuentra su expresión viva como comunión, ya que sólo entonces la palabra de Dios es aceptada y reconocida por el hombre a través de los profetas y que se cumple en Jesucristo, plenitud de la revelación.


«En la creación Dios se comunica mediante una Palabra eficaz. Dios pronuncia una palabra y se expresa, se revela así mismo. Dios se comunica hablando. Y lo hace de una forma absolutamente eficaz. Dios pronuncia una palabra y ésta se realiza, crea, es eficaz. Nombrar las cosas es hacer que vengan a la existencia, es comunicarlas el ser».


Ante esta palabra creadora, que hace que las cosas vengan a la existencia; como se nos habla en el libro del Génesis acerca de la creación. Es por ello necesario que analicemos este primer diálogo de Dios quien crea y hace que existan las cosas, como el ser humano, para de esta manera poderse comunicar con su pueblo.


⦁ Creación, comunicación y alianza


⦁ Creación


Para poder hablar de la creación es importante remontarnos al libro del Génesis; «En el principio creó Dios los cielos y la tierra» (Gn 1,1). «La creación es una gracia para la gracia» Recordemos que el tratado de la creación; es la parte que la fe cristiana ocupa dentro de la dogmática para hablar de la existencia del universo, como también del hombre.


«El Dios de la revelación judeo-cristiana no es sólo un Dios comunitario y comunicado al interior de sí mismo. Es un Dios “extravertido”, un Dios que sale de sí mismo y se proyecta más allá de sí mismo en gestos sucesivos de comunicación».


El primer gesto comunicador de Dios hacia fuera de sí mismo, es sin duda la creación. Esta constituye el presupuesto de todos los gestos comunicativos ulteriores. La creación es el extenso campo, el gran escenario de las comunicaciones divinas, de la misión global de Dios, de las sucesivas misiones ad extra:

«Las misiones designan la presencia de la persona divina en la creatura; se trata de una autocomunicación de una persona a alguien creado. Las personas divinas no se entregan mutuamente tan sólo en el círculo trinitario. La efusión de la vida divina y la fecundidad de su amor hace que las personas se auto entreguen hacia afuera, en la creación».


Por consiguiente, podemos darnos cuenta que desde el libro del Génesis, se nos presenta un Dios que está en constante comunicación con lo otro, con lo que puede ser distinto, como también con las creaturas y desde luego de manera especial con el hombre. Desde este sentido, los textos bíblicos son un gran modelo de una teología de la comunicación desde el aspecto de la creación presentada en el primer libro de las Sagradas Escrituras.


Es importante conocer el primer artículo de la fe cristiana presentado como: «Creo en Dios Padre todo poderoso, creador del cielo y de la tierra». La verdad sobre la creación aparece con claridad en la Sagrada Escritura (Gn. 1.1) la cual también se incluye en la profesión de fe; es decir el credo. Este artículo de fe nos da a conocer:


⦁ Que existe un único Dios, causa soberana del mundo, cuyo impulso es el amor.

⦁ La correcta relación entre Dios y las creaturas.



A través de estas dos consideraciones nos pueden clarificar para entender la importancia que tiene este apartado en la doctrina cristiana. Desde luego allí se nos da a conocer los tributos de Dios, el sentido del mundo, la vocación a la vida del hombre.


En Gn. 1, 1ss, se destaca claramente la idea de que Dios es el Creador del mundo y que crea en el tiempo (en el sentido de que las creaturas no son eternas: tuvieron un principio en el tiempo). La creación tuvo un comienzo absoluto In principio creavit Deus ceolum et terram. Ninguna criatura es colaboradora de Dios en el acto creador.


«Dios crea con la Palabra, crea hablando, pronunciando una Palabra eficaz, comunicándose. «Dijo Dios… y así fue» Y llamó Dios a cada cosa por su nombre […] la teología de creación asocia ésta con la Palabra, con el habla, con la comunicación oral».


La creación es un acto libre de Dios. Dios crea de la nada (ex nihilo) es decir, es Dios quien, por su palabra, por un acto libre y espontáneo de su voluntad, atrae (tira, saca) de la nada el universo entero. La aparición del hombre culmina el acto creador. Después de la creación del hombre Dios vio que era muy bueno: este adjetivo muestra la excelencia del hombre.


La creación no es un acto generativo. Dios creó el mundo por su palabra, Dijo Dios y lo hizo. El acto creador es un acto personal, es Dios mismo quien opera en la creación.

⦁ Comunicación


La palabra tiene un gran valor y eficacia, es tan necesaria dentro de la comunicación. Lo vemos también, desde el ámbito de la creación; en el cual Dios crea a través del impacto de su palabra: «La Palabra de Dios es al mismo tiempo, una palabra comunicadora». A través de la comunicación oral, Dios se comunica con su creación, llama a cada cosa por su nombre. Es ahí donde: «La teología de la creación asocia ésta con la Palabra, con el habla, con la comunicación oral» en ella se encuentra el resultado de la obra creadora, su contenido y su mensaje.


En esa comunicación creadora Dios pronunció unas palabras majestuosas: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra…» es su mismo creador del hombre, quien le otorga esa capacidad comunicativa. De tal manera que «El hombre puso nombre a todos los ganados, a las aves del cielo y a todos los animales del campo...», aplicando esa eficacia de la palabra.


Por ende, podemos decir que el universo y todas sus creaturas de Dios son un himno dirigido a él, convirtiéndose en ese canto de alabanza a su gloria y que es permanente. «Los cielos cuentan la gloria por Dios, la obra de sus manos anuncia el firmamento» (Sal 19,2; Sal 148,3-10; 150,6; Dan 3, 57,90…).


En esta comunicación providente de Dios para con su creación y con el hombre se realiza un dialogo: «Dios crea por medio de su Palabra y la misma creación se convierte en palabra para el hombre, una palabra asequible que le permite el acceso a un cierto conocimiento de Dios»


Para poder comunicarse con el hombre, Dios se hace emisor y se abre al dialogo otorgándole al hombre la facilidad de ser un receptor y viceversa:

«Dios decidió que la comunicación suya con el hombre fuese de modo humano. Es decir, adaptándose a las exigencias peculiares de la naturaleza espiritual-corporal que iba a darle, y a su necesidad de mediaciones sensibles. Para ello creó el universo, como un reflejo participado, múltiple y finito de su ser. A partir de ese momento, lo invisible de Dios (Rom 1,20) empieza hacerse visible a través de su creación, mediante la cual Él nos ofrece un testimonio perenne de sí mismo. De esa manera la realidad creada se nos presenta como un gran medio de comunicación entre Dios y el hombre, pues a través de ella […] Dios se deja ver a la inteligencia humana (Rom 1,20)».


Con esto podemos redescubrir que la creación no solo es acto de amor, sino es ese acto de comunicación: «Las creaturas son un reflejo, una revelación, una manifestación del pensar y del querer de Dios. Dios crea con su inteligencia y con su amor. Por eso el mundo y todas las realidades creadas llevan impresas las huellas o los vestigios de Dios».


El hombre se convierte en ese mediador del mensaje de Dios para con su pueblo. A través de él, Dios se da a conocer mediante la comunicación oral. «Los cielos cuentan la gloria de Dios, la obra de sus manos anuncia el firmamento (Sal 19,2; Sal 148,3-10; Dan 3,57-90…)».


Siendo esa semejanza y reflejo en la manifestación y el querer de Dios en su plan salvífico a través de su promesa.


«La palabra de alabanza de las creaturas es respuesta a la palabra creadora de Dios. La palabra se convierte así en dialogo, en comunicación bidireccional. La creación entera es una lección de comunicación».


⦁ Alianza



Para poder identificar esta comunicación entre el creador y el hombre, quiero retomar dos personajes esenciales dentro del Antiguo Testamento como lo son Abraham y Moisés. Recordemos que Dios se da a conocer, se quita ese velo e invita a emprender un viaje que conlleva primero el escuchar y de ahí trasmitir:

⦁ Dios comunicándose con Abraham


«La revelación histórica comienza con Abraham; con él, esa revelación divina se hace misterio de encuentro personal del Dios viviente con el hombre”. Es muy importante analizar que Dios no solamente se quita ese velo para que el hombre lo conozca, sino que, además, lo llama y le hace la invitación a escuchar y obedecer desde su propia voluntad y libertad. Esa escucha del hombre es una exigencia también hacia su respuesta que dará ante la experiencia para complementar el dialogo entre ambos. “Cuando se personaliza, cuando se convierte en dialogo, porque ha encontrado un interlocutor».


Dios se dirige a Abraham y le dice: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que yo te indicaré». De esta manera vemos como es Dios quien toma esa iniciativa y Abraham responde al llamado de Dios y parte como le había dicho su Señor:


«En el libro del Génesis se narra cómo Dios se vale de distintos medios para darse a conocer de manera progresiva. En un primer momento hay una especie de encuentro personal, como en forma humana, para ir entablando una relación inicial. Se aparece a Abraham en Mambre (Gen. 18, lss) para anunciarle el nacimiento de Isaac y la destrucción de Sodoma y Gomorra. Isaac y Jacob gozan también de apariciones semejantes (Gen. 26,2; 32,25-31; 35,9). Sin embargo, es difícil poder determinar la naturaleza exacta de estas manifestaciones, pues pudieron ser experiencias sensibles o también visiones interiores, personificación antropomórfica con el objeto de traducir el carácter intenso y directo de la experiencia interior».


En Abraham, a quien Dios le prometió que sería padre de una gran multitud de naciones. Abraham no llegó a comprender en su totalidad la trascendencia del mensaje, pero le respondió a Dios con confianza y siguió fielmente las indicaciones que Él le dio. Abraham no comprendió todo, pero su historia y el mensaje que Dios le dio se quedaron escritos, y así, posteriormente la Iglesia pudo interpretarlo y entenderlo.



⦁ Dios habla a Moisés


En el libro del (Ex. 3,13-15): nos presenta a un Dios que se manifiesta no en su ser metafísico, sino desde su voluntad salvadora. Se le revela a Moisés como el que se dispone a servir y ayudar al pueblo. Muestra su obrar y liberación:


«En esta etapa; la revelación es manifestación del nombre de Dios, lo cual quiere decir que se ha establecido en y sobre el pueblo de Israel una relación de protección y propiedad. Esto es posible debido a que el nombre ofrece y, al mismo tiempo, garantiza la presencia y el significado de la persona».


En Moisés, vemos como Dios manifiesta su ser y viene a confirma la verdad de su nombre; al liberar al pueblo israelita de la servidumbre de los egipcios. Este evento de liberación realizada por Dios, se va a constituir en el acontecimiento central de la historia salvífica del Antiguo Testamento, en donde se muestra como ese Dios, que sirve y ayuda a su pueblo:


«En él Yahvé se manifiesta como el "Go'el" de Israel y el pueblo descubre al Dios liberador y salvador, al Dios justo que se coloca al lado de su pueblo para llamarlo e impulsarlo hacia la libertad, al Dios que es sensible a la injusticia y que por lo tanto no es ajeno al sufrimiento y al dolor, sino que lucha con su pueblo para lograr la liberación de la esclavitud».


Dios al sacar a los israelitas de la servidumbre quiere darles una tierra y una descendencia para formar así "su" pueblo, el pueblo de Dios (Ex. 3,7.10; 7,4), un pueblo que lo sirva y le rinda culto (Ex. 3,12; 24, 1-11). Aquí podemos identificar esa comunicación entre Dios y su pueblo, Moisés quien se ha convertido en ese locutor para comunicar a Israel la palabra de Dios.




⦁ El hombre interlocutor de Dios



La comunicación acerca de Dios sigue siendo parte esencial de la revelación, si bien al servicio del encuentro personal con Dios. El hecho de que Dios hable es un don salvífico y transformante. Santo Tomas en la Suma Teológica nos dice que;


«La creación es un acto de comunicación divina. Las creaturas son un reflejo, una revelación, una manifestación del pensar y del querer de Dios. Dios crea con su inteligencia y con su amor. Por eso, el mundo y todas las realidades creadas llevan impresas las huellas a los vestigios de Dios». Revelación y salvación son dos realidades que van estrechamente ligadas, pues Dios nos salva en su auto-comunicación y a través de ella; La palabra de Dios comunica algo: la salvación que Dios nos otorga en Jesucristo, pero al mismo tiempo hace presente y realiza la comunión salvífica entre Dios y los hombres.


Dios se ha revelado, se ha manifestado en nuestra historia, ha hablado al hombre por medio de hechos y de palabras, ha querido mostrarnos la realidad de su ser y su designio amoroso hacia nosotros. Se nos revela y nos invita al mismo tiempo a responder con la fe. Él es quien entabla el diálogo interpersonal que interpela lo más profundo de nuestra existencia y podemos asimilarlo desde lo que se nos dice en la Dei Verbum:


«Dios amantísimo, buscando y preparando solícitamente la salvación de todo el género humano, con singular favor se eligió un pueblo, a quien confió sus promesas. Hecho, pues, el pacto con Abraham y con el pueblo de Israel por medio de Moisés, de tal forma se reveló con palabras y con obras a su pueblo elegido como el único Dios verdadero y vivo, que Israel experimentó cuáles eran los caminos de Dios con los hombres, y, hablando el mismo Dios por los Profetas, los entendió más hondamente y con más claridad de día en día, y los difundió ampliamente entre las gentes».


Siguiendo con lo que se nos dice en la DV, quiero resaltar la importancia de la manifestación del nombre de Dios en que se presenta al hombre para comunicarse, es por ello que: La expresión de «la «palabra de Yahvé» es la privilegiada, la más frecuente y significativa para manifestar la comunicación divina. En las teofanías, la manifestación sensible está al servicio de la palabra». Es aquí donde podemos descubrir la importancia de ese diálogo de un emisor; Dios. Y un receptor; el hombre: Es quien escucha la palabra de Yahvé.




⦁ . La comunicación como medio de la Revelación


La comunicación desde el principio ha sido ese medio de la revelación divina, recordemos que la comunicación es también ese encuentro entre personas. En este diálogo entre los interlocutores se da ese diálogo entre Dios, quien se ha querido dar a conocer al hombre, a través de la revelación.


«Para que la comunicación sea verdaderamente personal, es preciso que desaparezca el anonimato, que los interlocutores desvelen su rostro, que den la cara, que se presenten, que manifiesten su identidad. Dios salió de su anonimato, de forma que el hombre pudiera nombrarle»


Es aquí donde podemos decir que Dios, ha quitado ese anonimato, en el momento en que se da a conocer a lo largo de todo el proceso de la historia de la salvación. Esto para que el hombre pudiera conocerle.


«De esta forma, El hombre ha podido descubrir el ser íntimo de Dios, su identidad personal, su comunión intratrinitaria, y, al mismo tiempo, ha descubierto el proyecto de comunicación y comunión que constituye la meta última y el objetivo final de la historia humana».


En esa revelación de Dios, la cual es un gesto de gratuidad para con el hombre, en donde se da ese desvelamiento de sí mismo, de auto manifestarse y dando esa apertura al hombre para que le conozca e interactúe con él. Es por ello importante conocer el significado de revelare:


«Revelare: significa descubrir lo que estaba encubierto, sacar a la luz lo que estaba escondido, hacer público, hacer manifiesto, de forma que abierto y patente. Cuando revelar se dice de Dios, se da por supuesto que Dios es un Dios oculto. Se quiere decir en este caso que la arcanidad, la invisibilidad de Dios, queda al descubierto y es conocida. El Dios oculto sale de su ocultamiento, echa atrás el velo y se manifiesta. Revelare significa el acto de revelar, de abrir, de descubrir».


La Constitución Dei Verbum nos insiste en el carácter de la revelación y nos dice que:


«mediante la revelación divina quiso Dios manifestarse a sí mismo y los eternos decretos de su voluntad acerca de la salvación de los hombres para comunicarles los bienes divinos que superan totalmente la comprensión de la inteligencia humana».


Los caminos de la creación siempre nos van a conducir a un conocimiento de la existencia de Dios creador, pero apenas nos permiten adentrarnos en el ser personal de Dios. Aquí podemos descubrir que la revelación sobrenatural de Dios nos va a desvelar a ese Dios omnipotente en su dimensión estrictamente personal, la cual será su dimensión esencialmente comunicativa.


Ante esto podemos decir que la revelación se le puede definir como la historia de encuentro y a la vez se abre ese diálogo entre Dios y el hombre. Esa autocomunicación que se da entre Dios y el hombre, no es una simple comunicación de ideas e información, entorno a un sistema de adoctrinamiento. Si no que es realmente una auto-comunicación, con ese carácter en su esencial personal. Esta revelación se da para lograr el encuentro, para tener una comunicación.


Este carácter que se le considera sobrenatural y personal, nos da la explicación y comprensión de la necesidad de la fe, dada en el hombre para que se pueda lograr el encuentro y la comunicación: «La fe es el exacto correlato de la revelación. Forma parte de ella intrínseca y esencialmente».



⦁ Revelación para la comunicación (nombre, rostro e historia)


Dentro de la importancia de la revelación para la comunicación, es relevante mencionar estos tres puntos importantes:


⦁ Nombre


Algo muy importante en toda comunicación humana; es conocer el nombre, de esta manera vemos como Dios revela su nombre. Se da a conocer para que sepan cómo dirigirse hacia él. Es por ello que podemos verlo en Moisés cuando le desvela su nombre y se da a conocer: «Dios reveló su nombre a Moisés y lo hizo en un contexto de vocación y misión. Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob»


El haber recibido ya un avance de la revelación de Dios para con Moisés, no le fue suficiente. Ante esta necesidad Moisés sigue insistiendo a Dios, lanzándole este cuestionamiento de parte del pueblo: «cuándo me pregunten ¿Cuál es su nombre? ¿Qué les responderé?».



Una vez que Dios ve la insistencia de Moisés, le revela su nombre: «Dijo Dios a Moisés: así dirás a los hijos de Israel: “YO SOY” me ha enviado a vosotros (Ex 3,14)». El ser revelado el nombre de Dios; implica que se ha establecido sobre el pueblo de Israel una relación de dominio, al mismo tiempo de mostrarse como su protector y los hace pertenecer a él, como su propiedad.


⦁ Rostro


En su infinito amor, Dios da a conocer su rostro, ante este proceso de revelación divina; es lento y de un gran interés religioso. Como se nos dice en las Escrituras que Moisés pide a Yahvé que le deje ver su gloria- es decir su rostro, pero Yahvé les da esta respuesta:


«Yo haré pasar ante tu vista toda mi bondad y proclamaré delante de ti el nombre de Yahvé …pero mi rostro no podrás verlo, porque no puede el hombre verme y seguir viviendo».


Para el pueblo de Israel, el buscar el rostro de Dios es un ideal principal para vivir su espiritualidad. Esto significa el buscar su presencia benevolente y así poder conocer su voluntad y llevarla a cabo.


«La revelación del nombre y del rostro inicia toda verdadera comunicación. Pero ésta sólo llega a niveles más profundos cuando los interlocutores presentan o desvelan su historia personal. Presentarse es revelar la propia intimidad, desvelar el modo propio de ser y de hacer, contar o mostrar la propia historia. Una vez que los interlocutores han llevado la presentación hasta estos niveles la comunicación es más viable y más profunda. La convivencia personal convierte la comunicación en autentica comunión».

⦁ Historia


Dentro del dar a conocer a una persona, es indispensable el conocer su historia. Un verdadero comunicador, debe de conocer la historia de aquél al que está comunicando a los demás. Dios dentro de su historia de Salvación se ha presentado al hombre. Le ha revelado su ser intimo: «Utilizando un lenguaje antropomórfico podemos decir que la historia de la salvación ha desvelado al hombre los sentimientos más íntimos de Yahvé, los decretos más profundos de su voluntad».


El obrar de Dios, a lo largo de toda la historia salvífica ha logrado permitir al hombre penetrar en su misterio de amor, encontrarse con él, quien ha salido a su encuentro y entrar en un proceso de comunicación más intenso.


El comunicador católico debe de conocer este proyecto de Dios mediante la historia de Salvación para la historia humana: «quiere hacer de ella una historia de liberación para la reconciliación, la comunicación y la comunión».



⦁ Mediaciones de la revelación para la comunicación


No hay comunicación de Dios sin mediaciones. Es decir que tanto las palabras como los acontecimientos son importantes para la comunicación. En el caso de la palabra profética en la historia de la revelación Divina, es indiscutible:


«La revelación sobrenatural acontece en la palabra, a diferencia de la revelación en la creación que acontece en la obra. Cuando decimos que la obra de Dios acontece en la palabra, esta palabra debe de ser entendida como palabra y lenguaje del mismo Dios, como lucotio Dei, que no puede ser hablada o alcanzada por ninguna palabra humana sobre Dios».


Es importante reconocer que la palabra de Dios, esta media por la palabra profética. Es decir; que el profeta es la «boca de Dios» recordemos las palabras que Yahvé le dice a Moisés: «Yo estaré en tu boca y te enseñaré lo que debes decir». Esto nos exhorta a que sí estamos llamados a comunicar la Buena Nueva, debemos de ser profetas que anunciemos la verdad. Es decir; ser esa boca de Dios y dejarnos enseñar. Para poder vivir en esta autenticidad, es necesario que todo agente comunicador digital, conozca el plan salvífico de Dios y sea creativo dando continuidad a la obra salvadora de Dios.



⦁ El plan salvífico


Dentro del plan de salvación o historia de la salvación de Dios hacia el género humano «se realiza y alcanza su carácter peculiar porque en ella acontece la salvación» se da el contacto, la cercanía y surge una comunicación entre Dios que sale al encuentro del hombre y este que le responde a Dios, escuchándolo y dejándose guiar. Vemos a un YAHVÉ que no se esconde, si no que, de una manera progresiva, se va dando a conocer, quitando ese velo para dar continuidad a su plan de salvación.


El objeto de la revelación como podremos ver, tiene dos lineamientos de acción: «Revelación de Yahvé y revelación de su designio divino». Como por ejemplo Abraham y los profetas, son parte de esta obra de salvación. Son ese canal comunicativo para que Dios se dé a conocer a su Pueblo y darles a conocer su designio de amor.


Sabemos que el hablar del plan de salvación es muy extenso, pero si hago hincapié en abordar estos puntos debido a que los profetas del (Antiguo Testamento) se encargan de ser ese medio para preparar el camino de la revelación en el Nuevo Testamento a través de la persona de Jesús:


«Dios se comunica gradualmente al hombre, lo prepara por etapas para acoger la Revelación sobrenatural que hace de sí mismo y que culminará en la Persona y la misión del Verbo encarnado, Jesucristo».





⦁ La comunicación de Dios por medio del Logos en la Teología Juánica.


En los escritos Juánico se nos presenta la identidad de Jesús. En donde se nos da a conocer como el Hijo de Dios. Como se nos menciona también en la Dei Verbum del Concilio Vaticano II:


«Después que Dios habló en distintas ocasiones y de muchas maneras por los profetas, ahora, en esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo. En efecto, envió a su Hijo, es decir, la Palabra eterna, que ilumina a todo hombre, para que habitara entre los hombres y les contara la intimidad de Dios».


En el Evangelio de San Juan, comienza hablando del principio, relacionándolo con en Génesis; la creación: «En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios». El evangelista hace alusión a la creación, con esa diferencia que se está refriéndose a Cristo el nuevo Adán.


En la teología Juánica nos presenta la importancia de la Palabra creadora, la cual constituye el principio y el centro en la Sagrada Escritura. El Dios que lo crea todo por su Palabra y que lo revela por medio de los profetas, llegándose a culminar en Jesús quien es la Palabra encarnada del Padre en el seno de la Virgen María.


Por ende, Cristo es el primogénito de toda creatura, y es por ser el Logos, la Palabra, el Verbo de Dios. Es decir, el revelador del Padre. «Ha definido a Dios como Palabra, es decir; cómo principio de toda comunicación (Jn1, 1-2)».


Jesús es el revelador del Padre, y como la Palabra del Padre; es la razón por la cual Dios quiere darse a conocer por medio del Hijo. Yahvé, se quiere comunicar con su pueblo. Por lo tanto; es un Dios comunicativo, siendo un ser transcendente y accesible al entendimiento humano.


Juan el Bautista viene a ser esa FONÉ, que clama en el desierto invitando a la conversión y al recibimiento del Mesías esperado: «Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan. Este vino para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por él. No era él la luz, sino quien debía dar testimonio de la luz».

Todo comunicador, debe de tener esa postura de Juan el Bautista, ser testigo de la luz; esto da paso al conocimiento del Hijo de Dios. El Bautista, no buscaba que lo siguieran a él, les decía claramente, «hay alguien que viene de tras de mí».


Pareciera que el comunicador católico de la actualidad, no busca a que sigan al Maestro; sí no más bien a que lo sigan a él. Se nos olvida muchas veces, esa imagen de Juan el Bautista; que estamos llamados y somos enviados anunciar a Cristo y darlo a conocer a él. Por lo tanto, se trata de «la aparición de aquel hombre que había de dar a conocer al Mesías en Israel y dar su testimonio en favor del Logos y salvador del mundo hecho carne».


San Juan pone la presencia de la luz bajo la acción de Dios, el Logos es la luz del mundo, por ella podemos ver todo lo que nos rodea. Sin la luz, viviríamos en tinieblas. Es por ello la importancia que el hombre siempre debe de permanecer en la luz. Un comunicador católico debe de hablar con la veracidad y ser luz en cada mensaje o publicación en los medios telemáticos.


⦁ Jesucristo y la comunicación


Jesucristo es el eje central, en su persona; se concentran y se unifican todos los fundamentos teológicos de la comunicación. Siendo él la centralidad de la historia de la revelación y salvación: «Es la visivilización del misterio escondido en Dios, una sacramentalización radicalmente nueva del mismo. En Jesús hemos conocido al Padre y se ha consumado la revelación».


Como podremos darnos cuenta que la comunicación debe ser en definitiva cristológica. «Y toda autentica cristología es, en definitiva, una teología de la comunicación». De tal manera que cuando nos comunicamos con el Hijo, quien es la máxima revelación del Padre, que se ha dado a conocer en la persona de Jesús:


«Por tanto, Jesucristo –ver al cual es ver al Padre- con su total presencia y manifestación personal, con palabras y obras, señales y milagros, y, sobre todo, con su muerte y resurrección gloriosa de entre los muertos, finalmente, con el envió del Espíritu Santo de la verdad, completa la revelación…».



⦁ El Espíritu Santo en relación de la comunicación



Una autentica comunicación cristiana, siempre debe de estar relacionada con el Espíritu Santo, quien es la tercera persona de la Santísima Trinidad. El cual nos lleva a la acción y comunión con los demás: «La pneumatología nos presenta al Espíritu Santo como agente principal de la comunión y de la comunicación intra y extratrinitarias».


¿Porque el Espíritu Santo es agente intratrinitaria? Algunos rasgos de la doctrina sobre el Espíritu Santo resultan especialmente significativos para la interpretación teológica de la comunicación:


«El Espíritu Santo es agente de la comunicación intratrinitaria. Por eso se le asocia con el amor y la comunión. Es agente de la comunicación de Dios con la humanidad. Por eso se le asocia con el don. Es agente de la comunicación y animador de la comunión intraeclesial. Por eso se le llama alma de la comunidad. Es agente de la actividad misionera –comunicadora y evangelizadora- de la Iglesia. Por eso se le asocia con la misión. En este sentido, el Espíritu Santo es un factor decisivo de la comunicación».


Con esto podemos descubrir que el Espíritu Santo es esencial para una misión evangelizadora a través de los medios de comunicación. En el tercer capítulo, escribo sobre la evangelización digital, sin duda alguna que ha sido también inspirado este medio por el Espíritu Santo.


El cual, da continuidad a la misión de la Santa Madre Iglesia. Presentado desde una realidad y necesidad pastoral en la actualidad de Nuestra Iglesia diocesana de San Andrés Tuxtla y sus parroquias.





















CAPÍTULO III: DIOS SE COMUNICA CON SU PUEBLO POR EL HIJO



En este tercer capítulo, abordo la importancia de la acción pastoral de la Iglesia diocesana y las foranías sobre el uso de los medios de comunicación digital. Respondiendo a esta pregunta ¿Debe la iglesia adentrarse en la comunicación digital? como se nos menciona en el decreto Inter Mirifica: en los medios de comunicación; la Iglesia encuentra un excelente apoyo para difundir el Evangelio y los valores religiosos. Para esto en el primer punto haré un recorrido histórico de los medios de comunicación en nuestra diócesis.


3.1 La Iglesia y los medios de comunicación digital


A lo largo de este caminar en la evangelización; «Como Iglesia diocesana de San Andrés Tuxtla, comprometida con la causa de Jesús, en medio de una realidad fragmentada» desde lo que se nos indica en el V Plan Diocesano de Pastoral «enfrentemos esta profunda crisis de sentido religioso» de la necesidad que se tiene de una estructura; de Pastoral de medios de comunicación digital en nuestra diócesis, para la propagación del evangelio.

Ante las situaciones presentadas en los pueblos de nuestra Diócesis de San Andrés Tuxtla «viven hoy una realidad marcada por grandes cambios que afectan profundamente sus vidas». Es decir; se vive a un en la necesidad de recibir información y formación en la fe, a través de las plataformas digitales.


Cabe mencionar; que, a pesar de esta crisis, se ha tenido un impacto favorable. A través de las necesidades presentadas desde la pandemia del Covid 19, se ha globalizado la utilidad de estos medios tecnológicos, para dar seguimiento a la evangelización. Pero ya desde el 2015 se iniciaba con las trasmisiones en vivo, entrevistas, misas en vivo etc. Hoy en día, la Diócesis de San Andrés Tuxtla, se ha sumado a estas herramientas digitales y continuar con su misión evangelizadora.


Atendiendo a los que el Concilio Vaticano II, aborda de la importancia de los medios de comunicación social en el documento Inter Mirifica, el cual nos dice que:


«La Iglesia católica, fundada por Cristo el Señor para llevar la salvación a todos los hombres y, en consecuencia, urgida por la necesidad de evangelizar, considera que forma parte de su misión predicar el mensaje de salvación, con la ayuda, también, de los medios de comunicación social, y enseñar a los hombres su recto uso».


Es muy de ensalzar «el esfuerzo de nuestra Iglesia diocesana por trabajar convenientemente en esta dimensión evangelizadora», hacer uso de estas herramientas «de la tecnología que, tan sólo en el plano de las comunicaciones, ha llegado a tener un alcance mundial para interactuar simultáneamente entre individuos y entidades geográficamente distantes».


Dentro de este gran esfuerzo en el que se ha sumado la diócesis, foranías y parroquias, en esta pastoral de comunicación; se han creado canales de evangelización en las distintas plataformas o redes sociales como:


⦁ Página web

⦁ Facebook

⦁ Youtube

⦁ Radio

⦁ Instagram


La diócesis cuenta con un equipo de medios de comunicación conformado por un Sacerdote y un grupo laicos; son quienes están activos en la pastoral. La red digital que más utilizan es a través de Facebook. Estas páginas son: Conexión Vital Radio y ARN Multimedios. Son las que informan acerca de lo sucedido en la diócesis y parroquias. Como también, a través de la frecuencia de Conexión Vital Radio 106.1 FM de Catemaco Veracruz y la radio de la Cuenca del Papaloapan 630 AM y 103.3 FM.


Es por ello que la Iglesia católica; se encarga de promover el diálogo, así como el defender la dignidad de la persona humana y del bien común:


«La madre Iglesia sabe, en efecto, que estos medios, si se utilizan rectamente, proporcionan valiosas ayudas al género humano, puesto que contribuyen eficazmente a descansar y cultivar el espíritu y a propagar y fortalecer el Reino de Dios».


Los utiliza para difundir informaciones sobre la doctrina, la fe y Buena Nueva y de esta manera poder tener un panorama más amplio en la evangelización, construyendo y formando una comunidad online. «La naturaleza de la Iglesia es otra de las bases teológicas a tener en cuenta para elaborar una teología de la comunicación».


La iglesia lleva un tiempo abriendo sus puertas a los medios de comunicación, hoy sólo se ha actualizado ante las nuevas tecnologías y plataformas de evangelización. Posee tanto a nivel de la Santa Sede, como también diocesano y parroquial; diversos órganos de prensa escrita y oral.


En Roma/Santa Sede, por ejemplo, existen la Radio Vaticana, el Centro Televisivo Vaticano, la editorial Librería Editrice Vaticana, el rotativo L´osservatore Romano y la página web católica más visitada del mundo www.vatican.va. «Corresponderá a los obispos supervisar y promover estas obras e iniciativas en sus propias diócesis y, en cuanto atañen al apostolado público, ordenarlas, sin excluir las que están dirigidas por los religiosos exentos».


El pensamiento más reciente de la Iglesia sobre los medios de comunicación está contenido en los documentos: Inter mirifica (1963), Communio et progressio (1971) y Aetatis novae (1992), además de los mensajes anuales con motivos de las jornadas mundiales de las comunicaciones sociales.


Ante estas propuestas de referentes documentos la Iglesia Diocesana de San Andrés; ha caminado haciendo hincapié en concientizar en los seminarios, comunidades religiosas, con el clero y foranías; invitándolos a sumarse a estos nuevos retos a través de los medios tecnológicos en la comunicación.



⦁ La Iglesia, fruto de una convocación y acción de comunicación


La Iglesia, la asamblea, la comunidad; se dice que es el fruto de una convocación, de una comunicación: «El lenguaje de la llamada o la “convocación” es frecuente en la literatura paulina. «Entre los cuales os contáis también vosotros, los llamados de Jesucristo» (Rom 1,7)».


Algo muy importantes es descubrir que la convocación casi siempre va asociada a la persona de Jesucristo, lo cual no deja de ser significativo, pues se trata de analizar el protagonista y el carácter de esa convocación que resulta en la Iglesia. De tal manera que: «las diversas opiniones sobre el tema tienen su incidencia en la interpretación de la convocación que dio lugar al nacimiento de la Iglesia». Para poder darnos cuenta de la importancia de una Iglesia que ha sido convocada «lo importante es saber cuál es la naturaleza, la inspiración, la razón de ser y la misión de esa comunidad que nace». Es decir el aspecto Kairológico.


La iglesia es un verdadero ejemplo de convocación y de acción de comunicación. Es la Iglesia la que convoca y tiene como acción pastoral la comunicación como herramienta. De lo cual es primordial conocer tanto la:


«convocatio y consagratio constituyen a su vez el contenido de la ekklesia. La iglesia es, por una parte, el llamamiento que surge como pura gracia del poder de Dios que congrega a los hombres, reuniéndolos en la comunidad de aquellos que en el amor y en la fe obedecen a la interpelación divina […] es la comunidad misma, que, a través de su propia existencia, verifica la proclamación de la salvación en la realidad social e histórica del mundo».


Ante esto que se menciona, se puede afirmar que la Iglesia en un planteamiento elemental y general: «es el diálogo de Dios con el mundo a través del hombre». Es por ello que desde su origen y en su esencia, es una Iglesia comunicadora.


Hoy en día podremos decir que también se ha convertido en un escenario digital, una comunidad de iglesia inserta en las plataformas de tecnologías avanzadas. Dentro de esta pastoral digital, como herramienta; puede ser de gran ayuda, sabiéndolo utilizar para poder evangelizar y catequizar a esta comunidad que «convocatio y consagratio» a través de cada plataforma cibernética. En donde podemos descubrir una Iglesia de sacramento y salvación.



⦁ La sacramentalidad de la Iglesia en una comunidad digital


La Iglesia como sacramento visible y de salvación debe estar latente en cada espacio online que se relacione con ella. «No es sólo un misterio de comunión. Es también un sacramento de salvación»


Definir la Iglesia como sacramento significa caracterizarla como comunidad esencialmente comunicadora y como una forma específica relacionada con la comunicación:


«…en la afirmación de la Iglesia como sacramento destaca claramente en primer plano la referencia al hecho de la salvación, significada y comunicada en el sacramento, así como a la forma de su comunicación. La iglesia que nos abraza como una realidad visible y con frecuencia incómoda, es signo de nuestra salvación y, al significarla, es también prenda de ella».


La Iglesia ha de comunicar su mensaje de salvación, adaptándolo a cada época y también a las particulares culturas de las diferentes naciones y pueblos, hoy en día debe hacerlo de forma especial con la cultura de los nuevos medios de comunicación en donde se brinde esa formación sacramental.

He ahí, una condición fundamental si se quiere dar una respuesta a una de las preocupaciones esenciales del Concilio Vaticano II: «que todos los hombres, que hoy están más íntimamente unidos por múltiples vínculos sociales, técnicos y culturales, consigan también la unidad completa en Cristo»


Atribuyendo el importante papel que pueden desempeñar los medios de comunicación en sus esfuerzos para colaborar con esta unidad y sacramentalidad de la Iglesia; los mira como perfectos «por providente designio de Dios para el desarrollo de las comunicaciones y la comunión entre los hombres mientras dura su peregrinación sobre la tierra». La Iglesia, debe adentrarse a los postulados antropológicos y culturales de una autentica teoría comunicadora y de esta manera que toda comunidad digital puedan vivir la sacramentalidad de la Iglesia.



⦁ La Iglesia, como misión en medios areópagos


Cabe mencionar que con la llegada de una nueva era, digital las comunicaciones se dan en una expansión considerable que lo que hace es influir en las culturas de nuestra iglesia de roma, diocesana y parroquial: «Las revoluciones tecnológicas representan sólo un aspecto de este fenómeno. No hay lugar en el que no se haga sentir el impacto de los medios de comunicación sobre las actitudes religiosas y morales, los sistemas políticos y sociales, la educación».


La Instrucción pastoral Aetatis Novae, la cual trata acerca de las comunicaciones sociales, en el vigésimo aniversario de Communio et progressio nos menciona que:


El primer areópago del tiempo moderno es el mundo de la comunicación, que está unificando a la humanidad y transformándola - como suele decirse- en una "aldea global".


Los medios de comunicación social han alcanzado tal importancia que para muchos son el principal instrumento informativo y formativo, de orientación e inspiración para los comportamientos individuales, familiares y sociales».


La iglesia dentro de su misión evangelizadora, a través de estos medios areópagos; se basa en una presentación de las comunicaciones como una vía hacia la comunión. El texto de Communio et progressio declara que: «la comunicación, «más que la sola manifestación de ideas o expresión de sentimientos», es «una entrega de sí mismo por amor».


Por ende, la comunicación en este sentido; es el reflejo de la comunión eclesial y puede contribuir a ella para poder lograr una auténtica misión evangelizadora online.





⦁ Oportunidades y desafíos de la evangelización digital


En este apartado me gustaría cuestionar: ¿qué haría el apóstol San Pablo con estas herramientas digitales? Yo lo llamaría el apóstol de los gentiles en la era digital. Si el Apóstol Pablo, O Jesús el gran evangelizador por excelencia hoy en día, es probable que utilizaría todas las herramientas digitales a su disposición para difundir el Evangelio:


Blogs, podcasts, redes sociales; cada una de estas plataformas podría ser un púlpito moderno para llevar la palabra de Dios a todas las naciones. Sin el celo e ímpetu evangelizador del apóstol de los gentiles, el cristianismo no hubiese crecido de forma acelerada en esos primeros siglos de la evangelización. De tal manera que:



«Por su propia naturaleza la comunicación social intenta crear en los hombres un mayor sentido comunitario, aumentando el intercambio entre unos y otros. Y así todo hombre unido fraternalmente a los demás contribuye, como llevado de la mano de Dios (12), a realizar el plan divino en la historia. Según la fe cristiana el acercamiento y la comunión entre los hombres es el fin primero de toda comunicación que tiene su origen y modelo supremo en el misterio de la eterna comunión divina del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo que existen en una misma vida divina».


Aún en nuestra iglesia seguimos utilizando de manera muy frecuente los métodos tradicionales: catequesis en las escuelas, centros parroquiales, pequeñas comunidades cristianas, radio en sus diversas modalidades etc. No obstante, está creciendo de manera exponencial el uso de las redes sociales, plataformas de streamings entre otras. Este crecimiento nos hace detenernos en aquellos jóvenes que utilizan las redes sociales para comunicar un estilo de vida, una moda o simplemente a través de un tick tok decir que “existen”.


En este contexto, evangelizar a los «influencers» digitales puede tener un efecto multiplicador. Si logramos llegar a estos individuos, que ya tienen una amplia audiencia, podríamos ver un impacto significativo en la difusión del mensaje cristiano, es decir:


«Aunque la realidad virtual del ciberespacio no puede sustituir a la comunidad real e interpersonal o a la realidad encarnada de los sacramentos y la liturgia, o la proclamación inmediata y directa del Evangelio, puede complementarlas, atraer a la gente hacia una experiencia más plena de la vida de fe y enriquecer la vida religiosa de los usuarios, a la vez que les brinda sus experiencias religiosas».


En base a las oportunidades y desafíos mencionare algunos:


3.2.1 Oportunidades


⦁ Accesibilidad: permite que los recursos, tiempos, espacios, sermones o enseñanzas estén disponibles para un público global. «La educación y la formación relativas a Internet pueden integrar programas globales de educación en los medios de comunicación accesibles a los miembros de la Iglesia».

⦁ Redes sociales: Facebook, Youtube, Instagram etc.

⦁ Páginas Web y una Radio emisora.

⦁ Conexión global: Facilita la construcción de comunidades globales de fe, conectando a personas de diferentes culturas y regiones.


⦁ Participación activa: Fomenta la participación activa de las personas, a través de comentarios, interacciones en redes sociales como, por ejemplo:


«Transmiten noticias e información de acontecimientos, ideas y personalidades del ámbito religioso, y sirven como vehículos para la evangelización y la catequesis. Diariamente proporcionan inspiración, aliento y oportunidades de participar en funciones litúrgicas a personas obligadas a permanecer en sus hogares o en instituciones».


3.2.2. Desafíos



⦁ Internos


⦁ La falta de concientización de la importancia de los medios de comunicación en nuestra diócesis.

⦁ La falta de recursos económicos para mejorar la cuestión tecnológica y acondicionamiento del lugar.

⦁ La preparación de los agentes de pastoral de comunicación.

⦁ La desinformación el «Internet también plantea algunos problemas especiales a la Iglesia»: La proliferación de información errónea en línea puede llevar a la confusión y malentendidos en asuntos de la fe.

⦁ Externos

⦁ La falta de Wifi

⦁ Comunidades incomunicadas

⦁ Infraestructuración proporcionada por el Estado

⦁ Pobreza extrema

⦁ Analfabetismo


«Además de estas dificultades que nacen de la misma naturaleza de la información y de los medios de comunicación, se presentan otras a los informadores: han de presentar las cosas a un público, en general apresurado y distraído, de la manera que más atraiga su curiosidad. Pero le está prohibido al informador impresionar al público por medio de tal selección de temas, de tal dramatización de los hechos que puede adulterar la misma noticia».


Pero algo muy interesante, debemos de tener en cuenta que el uso de Internet ya no está limitado por la edad. Los «analfabetos digitales» están desapareciendo, y cada vez más personas de todas las edades se están convirtiendo en habitantes del continente digital.


Además, estos habitantes podríamos decir que son como unos nómadas, siempre en movimiento de una plataforma a otra, lo que representa un reto particular para la evangelización.

⦁ Una pastoral digital al servicio de la Diócesis de San Andrés Tuxtla y sus foranías


Cabe mencionar que un gran reto, aceptado ya por la Iglesia católica de nuestra Diócesis de San Andrés Tuxtla Veracruz; es la evangelización en y por el mundo virtual. Y en este punto podemos hacernos esta pregunta: ¿La comunicación digital en la pastoral es realmente importante y efectiva?


Esto significa un esfuerzo continuado por entender, lo que es la virtualidad y cómo se transmite el mensaje del evangelio a través de él. «Los católicos deben persuadirse de que sirviendo a la comunicación social con los medios más modernos sirven también al hombre, derivándose así grandes beneficios para las almas en el orden espiritual».


Hacer esto es muy importante hoy en día, no sólo porque los medios de comunicación ejercen una fuerte influencia en lo que la gente piensa sobre la vida, sino también porque: «La experiencia humana como tal ha llegado a ser una experiencia de los medios de comunicación».


El acelerado desarrollo de las tecnologías de la información y de la comunicación al servicio de tantas actividades humanas, aprovechable también en las tareas de la Iglesia; «como la Iglesia es un Cuerpo vivo, necesita de la opinión pública para mantener el diálogo entre sus propios miembros». Llevando a cabo desde la pastoral profética, litúrgica, vocacional y social en nuestra diócesis; se constituye en una oportunidad para proponer la evangelización en ambientes virtuales, buscando potenciar la formación de los agentes de pastoral, en competencias propias de este ambiente, para su desempeño como comunicadores evangelizadores.


Ya desde el Concilio Vaticano II (1962-1965), la Iglesia católica se hizo consciente de que era necesario “utilizar todos aquellos maravillosos inventos de la técnica que el ingenio humano, con la ayuda de Dios, ha extraído de las cosas creadas” (Inter Mirifica, 2000: 1), y en ese sentido declaró que:


«[…] la Iglesia católica, para llevar la salvación a todos los hombres y, en consecuencia, urgida por la necesidad de evangelizar, considera que forma parte de su misión predicar el mensaje de salvación, con la ayuda, también, de los medios de comunicación social, y enseñar a los hombres su recto uso. A la Iglesia, pues, le corresponde el derecho originario de utilizar y poseer toda clase de medios de este género, en cuanto que sean necesarios o útiles para la educación cristiana y para toda su labor de salvación de las almas; a los sagrados Pastores les compete la tarea de instruir y gobernar a los fieles, de tal modo que ellos mismos, también con la ayuda de estos medios, alcancen la salvación y la perfección propias y de todo el género humano».


El Papa Francisco (2014) en su mensaje “Comunicación al Servicio de una auténtica cultura del encuentro” invita a no tener miedo de convertirse en ciudadanos del mundo digital pues el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación como las redes sociales o Internet, además:


«La Iglesia los ve como "dones de Dios" (1), ya que, según designio de la divina Providencia, unen fraternalmente a los hombres para que colaboren así con Su voluntad salvadora».


Los medios de comunicación, pueden ayudar en esta tarea en nuestra diócesis y parroquias, sobre todo hoy, cuando las redes de comunicación humana han alcanzado niveles sin precedentes de desarrollo.


Abrir las puertas de las iglesias significa abrirlas asimismo en el mundo digital, tanto para que la gente entre, en cualquier condición de vida en la que se encuentre, como para que el Evangelio pueda cruzar el umbral del templo y salir al encuentro de todos.


Es por ello que se consideran importantes los medios de comunicación digital en la pastoral, debido a que el:


«Internet es importante para muchas actividades y programas de la Iglesia: la evangelización, que incluye tanto la re-evangelización como la nueva evangelización y la tradicional labor misionera ad gentes; la catequesis y otros tipos de educación; las noticias y la información; la apologética, el gobierno y la administración; y algunas formas de asesoría pastoral y dirección espiritual».


En nuestra Diócesis de San Andrés se le puede considerar necesaria, por la cultura actual. Pues cada día la comunidad se encuentra inserta en el mundo digital.


⦁ Las redes sociales como herramientas de evangelización


Las redes sociales están dando una gran oportunidad a la Iglesia de hoy para intentar conectar con ese público que está alejado de la pregunta trascendente, y la clave es ver cómo enfocar esos mensajes a los distintos públicos de: Instagram, YouTube, TikTok, Facebook. Etc. Ante esto; «Es necesario que el hombre de nuestro tiempo conozca las cosas plena y fielmente, adecuada y exactamente» para poder hacer un buen uso de estas herramientas.


A la luz de la experiencia de los diversos lugares de nuestra iglesia; podemos mencionar la existencia de los medios puestos al servicio de la evangelización y la formación permanente: «Los instrumentos de comunicación, pueden sin duda, ayudar mucho a la unidad de los hombres» y de esta manera ser una gran herramienta de evangelización.


A través de las diversas redes sociales, se les puede dar el buen uso para la formación o trabajo pastoral de los grupos en nuestra diócesis y parroquias.

«El público puede así usar fácilmente estos medios para cultivar su mente y perfeccionar su espíritu […] intercambie su pensamiento y sus puntos de vista con los demás». Sirven para que las personas participen de las actividades de la iglesia, se formen e incluso para que esos usuarios profundicen el mensaje que les llega. ¿Qué necesita la Iglesia para llevar a cabo esta misión cibernética?


«La Iglesia también necesita comprender y usar Internet como un medio de comunicaciones internas. Esto requiere tener claramente en cuenta su carácter especial de medio directo, inmediato, interactivo y participativo». Como en cualquier otra institución, la Iglesia no puede mantenerse al margen de la virtual forma de conectar con sus fieles o de captar nuevos.


Por eso, cada vez son más los sacerdotes, laicos, religiosos y seminaristas; que se suben al carro de las redes sociales para publicar una homilía o una reflexión, un tema, catequesis etc. La rapidez con la cual ha avanzado la tecnologías e internet en nuestros tiempos y que pueden ser también herramientas de evangelización. También ha dado lugar a una serie de desarrollos notables como, por ejemplo:


⦁ Creación de Sitios Web: a través de esta herramienta se pueden diseñar sitios web atractivos y con facilidad de navegar, ya sea para escuela de formación o información, artículos, reflexiones, sermones y noticias.


⦁ Utilización de redes sociales de manera estratégica: Establecer perfiles en plataformas digitales como Facebook, Twitter, Instagram y You Tube. Compartir contenidos de evangelización e información (videos, eventos en vivo y noticias de la diócesis o comunidad parroquial).

⦁ Desarrollo de Aplicaciones Móviles: crear aplicaciones móviles, para la formación de los grupos o comunidades, donde se brinde formación para agentes de pastoral y laicos.


Los medios de comunicación ofrecen importantes beneficios y ventajas desde una perspectiva religiosa:


«Transmiten noticias e información de acontecimientos, ideas y personalidades del ámbito religioso, y sirven como vehículos para la evangelización y la catequesis. Diariamente proporcionan inspiración, aliento y oportunidades de participar en funciones litúrgicas a personas obligadas a permanecer en sus hogares o en instituciones».


⦁ Contexto cultural y social


Desde un contexto cultural y social en nuestra Iglesia diocesana podemos descubrir que: «La influencia de las redes sociales en la religión»; En una época en la que la tecnología y la conectividad han revolucionado nuestras vidas, no podemos ignorar el impacto que tienen las redes sociales en nuestra sociedad, incluyendo nuestra fe y nuestras culturas.


«Los medios de comunicación, constituyen ya una clara expresión de la cultura actual, permiten, de un modo peculiar, poner al alcance de gran parte y aun de todos los hombres, las obras artísticas y culturales más importantes. Constituyen así un auténtico progreso de la sociedad humana, tanto como la misma superación y supresión de la desigualdad social y económica».


La iglesia tiene un gran reto con los medios de comunicación digital, ante la inculturación del evangelio en cada una de nuestras comunidades parroquiales a nivel diócesis, esto debido a la riqueza que también se tiene en cada una de ellas. La cultura se comprende en la prolongación de las exigencias de la naturaleza humana, como cumplimiento de sus finalidades; así lo enseña especialmente la constitución Gaudium et spes:


«Es propio de la persona humana no llegar a la verdadera y propia humanidad si no es mediante la cultura, es decir, cultivando los bienes y los valores de la naturaleza... En sentido general, con la palabra cultura se indica todo aquello con lo que el hombre afina y desarrolla sus múltiples cualidades de alma y cuerpo»


Hoy en la actualidad los medios digitales, son un gran apoyo para poder difundir el evangelio y llegar aquellas comunidades en donde a un se sigue desvariando en la fe y las prácticas religiosas cristianas.


Muchas personas que profesan o abrazan la fe católica, pero que por sus culturas siguen realizando sus rituales, los cuales pueden ser profanos; brujería, limpias, supersticiones:


«La cultura es el lugar en que el hombre y el mundo son llamados a encontrarse en la Gloria de Dios. El encuentro falta o se oscurece en la medida en que el hombre es pecador. En el interior de la creación cautiva se vive la gestación «del universo nuevo» (Ap 21, 5): la Iglesia «gime» (cf. Rom 8, 18-25). En ella y por ella, las creaturas de este mundo pueden vivir su redención y su transfiguración».


Desde el contexto cultural, los medios areópagos; son capaces de enriquecer notablemente la cultura de hoy. Y los informadores deben ser conscientes del derecho de todos a participar en la cultura: «Si se orienta bien, sobre todo por una acción de evangelización, es rica también en muchos bienes. Pues muestra una sed de Dios que sólo pueden experimentar los sencillos y pobres de espíritu; da a los hombres la capacidad de darse y entregarse».



⦁ Formando discípulos cibernéticos en la fe


La educación y la formación son otras áreas oportunas y necesarias; es por ello que nos hacemos esta pregunta en este apartado ¿Cuáles son los retos más importantes a nivel pastoral para la iglesia en este tema? Para que los instrumentos de comunicación digital sirvan realmente a los hombres, se ha de reconocer en ellos «tanto los informadores como los usuarios han de estar suficientemente instruidos y capacitados, de manera que pueden recibir todo el beneficio de estos medios». La importancia del factor humano que sobrepasa a la misma técnica maravillosa de la mecánica y la electrónica:


«Hoy todos necesitan alguna forma de formación permanente acerca de los medios de comunicación social, […] el uso de los medios de comunicación social, ayuda a la gente a formarse criterios de buen gusto y juicios morales verdaderos; se trata de un aspecto de la formación de la conciencia. A través de sus escuelas y de sus programas de formación».


Los grandes retos a nivel pastoral para nuestra Iglesia diocesana; es formar discípulos cibernéticos en la fe. El objetivo de todo discípulo es llegar a ser y vivir como su Maestro: «Bástale al discípulo ser como su maestro» Jesús es el maestro por excelencia de todo comunicador digital.


La educación y la formación relativas a Internet pueden integrar programas globales de educación en los medios de comunicación accesibles a los miembros de la Iglesia.


En la medida de lo posible la planificación pastoral de los medios de comunicación debería prever esta formación para los seminaristas, los sacerdotes, los religiosos y agentes de pastoral digital tanto en la diócesis como en cada una de las parroquias.


En el evangelio de San Marcos podemos descubrir la vocación y misión de un verdadero discípulo en la era digital:

«Subió al monte y llamo a los que él quiso; y vinieron don él. Instituyó a doce:


⦁ para que estuvieran con él

⦁ Y para enviarlos a predicar»: Mc 3, 13-15.


⦁ Formación en la fe; Vocación del discípulo cibernético:


⦁ La vocación de todo discípulo cibernético es: Estar con el Maestro. Estar con Jesús lleva a todo discípulo a conocerlo para aprender de su estilo de vida: «los usuarios necesitan una formación puesta al día y adaptada, suficiente y accesible. Los más competentes deben ayudar a esta formación».


Es necesario que todo comunicador de la fe en las plataformas digitales, se prepare tanto en el conocimiento de la doctrina de la Santa Madre Iglesia, como en su formación humana, espiritual, intelectual y pastoral.


Esta formación cibernética en la fe; debe arraigarse desde los seminarios para que los seminaristas aprendan: «técnica, doctrinal y moralmente, para el trabajo con los medios de comunicación social, especialmente la radio, televisión, la prensa y el internet».


Ellos serán los futuros Maestros modelos de Jesucristo; quienes se encargarán de enseñar a los laicos a formarse: «Hay que considerar que los futuros pastores no pueden permanecer excluidos de los medios de comunicación y la aproximación al mundo digital».


Quede en claro que no únicamente los seminaristas o sacerdotes, también los laicos están llamados a esta vocación de estar con el Maestro, mediante la formación en el conocimiento de la evangelización digital, para en su momento correcto, llevarlo a cabo: «Es preciso que muchos jóvenes lleguen a ser maestros y guías de sus compañeros».



⦁ Del púlpito a las redes sociales; Una misión del discípulo en la era digital



Ente inciso (b) y el (c) quiero enfocar el rumbo de la comunicación digital; es por ello que hago esta pregunta: ¿Qué sugerencias concretas u orientaciones podrían definir el rumbo de la comunicación digital en un futuro?


Después de estar con el Maestro, viene la misión evangelizadora. “Como el Padre me envió, así también yo los envío”. Jn 20,21. Sí la misión de Jesús consistió en ser salvación de Dios para los hombres, los discípulos de la era digital, no deben de ser otra cosa, más que los canales por los cuales fluya esta redención salvadora a través de la evangelización en los medios areópagos.


Las redes sociales, utilizadas como herramientas de la nueva evangelización, han hecho que los jóvenes hagan experiencia de la fe, desde su cotidianidad y reciban, desde su mismo lenguaje, el mensaje siempre del Señor.


Como evangelizadores en la pastoral digital en nuestra Iglesia; Tenemos un largo camino; es ir rescatando las raíces de nuestra doctrina, reflexionando y comprometiendo nuestros talentos en esta misión, mandato de Cristo de "ir por todo el mundo anunciando el Evangelio"


Evengelii Nuntiandi, nos recuerda que el primer medio de evangelización; es el Testimonio de una vida auténticamente cristiana, señalando, por voz de Pablo VI, que: «el hombre contemporáneo escucha con más gusto a los que dan testimonio que a los que enseñan, o si se escucha a los que enseñan, es porque dan testimonio».


Es muy importante que todo aquel que este enfrente de una red digital, dando a conocer este anuncio evangelizador; que es testimonio de la propia experiencia de fe. «Por lo tanto, todos los hombres de buena voluntad son invitados a trabajar coordinadamente para que los instrumentos de comunicación social sean útiles para el descubrimiento y conquista de la verdad y para el desarrollo y progreso humano».



El testimonio de todo comunicador; hará́ creíble lo que comunicamos. No bastan sólo las palabras. Aquí́ reside el secreto del éxito de la evangelización. Jesús se deja ver por nuestra palabra y nuestro testimonio. Es por ello la insistencia en cuidar nuestros perfiles de las distintas redes sociales y responsables de la misión que se nos encomienda en las publicaciones.


Formando jóvenes cómo discípulos de la era digital evangelizadora: «Los jóvenes, en particular, necesitan que se les enseñe «no sólo a ser buenos cristianos cuando son receptores, sino también cuando son activos al usar todas las ayudas para la comunicación que ofrecen los medios de comunicación».



⦁ Una pastoral digital en nuestras parroquias y en comunión con nuestra Iglesia Diocesana


Es muy importante que tanto en nuestra diócesis, como en las parroquias se inserte la creación de una pastoral digital, con su debido seguimiento a los que estén al frente. Es decir; llevando su respectiva formación y servicio debido que el: «Internet es importante para muchas actividades y programas de la Iglesia: la evangelización, que incluye tanto la re-evangelización como la nueva evangelización y la tradicional labor misionera ad gentes».


Tenemos que implementar estos métodos telemáticos en nuestra pastoral; para que así, podamos atender a las necesidades de la cultura actual del pueblo de Dios: «Es importante, que la gente en todos los sectores de la Iglesia, use Internet de modo creativo para asumir sus responsabilidades y realizar la obra de la Iglesia. No es aceptable quedarse atrás tímidamente por miedo a la tecnología». Los párrocos son quienes deben de motivar en sus comunidades la importancia del buen uso a estos medios de comunicación:


«La Iglesia tiene más facilidades para informar al mundo acerca de sus creencias y explicar los motivos de su actitud sobre cualquier problema o acontecimiento concretos.». Así mismo, compete a los pastores; el apoyar para que se lleve a cabo esta pastoral. Como propuesta y ejemplo ante esta necesidad evangelizadora:


⦁ Brindar un espacio para (Radio, trasmitir en Facebook, You-Tube, Tiktok y páginas Web. Etc.); Compartir programas de evangelización.

⦁ Dar a conocer las actividades a realizar de la parroquia o comunidades

⦁ Brindar formación o catequesis para la audiencia de las plataformas adquiridas.


De esta manera poder llevar acabo el atendimiento ante las necesidades actuales de la evangelización a través de los medios de comunicación en relación con las parroquias y la Diócesis. En efecto los receptores bien formados serán capaces de tomar parte en el diálogo promovido por los medios de comunicación y sabrán a la vez pedirles comunicaciones más dignas y de más elevada calidad.»

En nuestra Iglesia diocesana de San Andrés, hace falta seguir impulsando y motivando; apostar por el trabajo pastoral de los medios de comunicación. Tenemos la bendición de que nuestro Obispo don José Luis Canto Sosa; es una persona que se ha interesado por el desarrollo de los medios de comunicación en la Diócesis.


Dentro de la provincia, somos una de las tres Diócesis que siguen impulsando tanto el medio impreso, la radio local y las redes digitales. En donde se trasmiten las misas dominicales. Y se dan a conocer las distintas actividades en nuestra Iglesia diocesana de San Andrés.






















CONCLUSIÓN



Llego a la conclusión de que aun en Nuestra Diócesis, hace falta que se concientice en la importancia de utilizar los medios de comunicación digital. Como lo mencionaba el Papa Francisco: «no tengamos miedo de hacer uso de estas herramientas». Ser conscientes que estos son los nuevos retos que estamos enfrentando en nuestra actualidad. Desde el Concilio Vaticano II, se nos ha invitado a promover el uso adecuado de los medios de comunicación, hoy en día de las redes sociales.


Para que esto se lleve a cabo, es importante la inversión económica en las herramientas necesarias digitales necesarias para la trasmisión del mensaje de la palabra de Dios. Se le puede considerar ser una diócesis que se ha esforzado ya desde hace unos años atrás en la utilidad de estas herramientas. Pero a un se necesita una estructura.


Hace falta también formar discípulos evangelizadores digitales; esto implica a brindarles una formación evangelizadora y tecnológica. Para que los Sacerdotes, seminaristas y laicos fortalezcan la pastoral de medios de comunicación digital a nivel diocesana y foranías.






BIBLIOGRAFÍA



DEI VERBUM (CONCILIO VATICANO II, 1965) EN EL NUMERAL. 14

EVENGELII NUNTIANDI, 41

CONCILIO VATICANO II, Inter Mirifica, N°3

DIÓCESIS DE SAN ÁNDRES TUXTLA, V Plan diocesano de Pastoral, n.58

COMMUNIO ET PROGRESSIO N.13

ÉTICA EN LAS COMUNICACIONES SOCIALES, N. 11

LA IGLESIA E INTERNET, N.8

CEM, NORMAS BASICAS Y ORDENAMINENTO BASICO DE LOS ESTUDIOS PARA LA ORDENACÍON SACERDOTAL EN MEXICO, N. 274.

SERRANO. M. M. et al., Teoría de la comunicación. 1982. Tema 1° Génesis de la comunicación,152-153

RICHARD PLATT, “Comunicación de los Jeroglíficos a los hipervínculos” altea, 8.

IGLESIAS, CANDELA. Las Plantas también se comunican entre ellas, laSexta.com, viernes 15 de diciembre, 2023, 22:38.



ISABEL ZAMANILLO SAINZ DE LA MAZA, “Metodología para el desarrollo de nuevas técnicas y algoritmos en el reconocimiento inteligente de imágenes submarinas”, Universidad de Cantabria, Departamento de Tecnología Electrónica, Ingeniería de Sistemas y Automática, 2013, 10.


Art. 6 Ley 1341 TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación. ¿Qué es la Información? ,2009.


L. BOFF, La Trinidad, la sociedad y liberación, Ed. Paulinas, Madrid, 1987.

FELICÍSIMO MARTÍNEZ DÍEZ, “Teología de la comunicación”, La BAC, Madrid, 1994, 99.


V. BORRAGAN MATA, Vivir en alabanza, Ed. Paulinas, Madrid, 1983, 67s.

OWINCKEL, La connaissance de Dieu ches les prophétes de l'Ancien Testament: RHPhR 22 (1942) 79.


COMISIÓN TEOLOGICA INTERNACIONAL, La fe y la Inculturación, 1987, n.30.

Pablo VI, Exhort. apostólica Evangelii nuntiandi, 48: AAS 68 (1976) 37-38.

2 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page