contador de visitas
top of page

DOCENARIO A LA VIRGEN DEL CARMEN

DIÓCESIS DE SAN ANDRÉS TUXTLA

“PARROQUIA SAN JUAN BAUTISTA Y SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN”

 

DOCENARIO A LA VIRGEN DEL CARMEN 

 

DOCE CATEQUESIS 

EN HONOR A NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

PBRO. IRWIN ALBERTO VÁZQUÉZ ORTÍZ

¡Oh excelsa Virgen del Carmen, divina Madre de Dios! que sea tu Escapulario refugio de salvación.

ÍNDICE  

 

 

I       PARTE: MARÍA SANTÍSIMA EN LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN

                 

PRIMERA CATEQUESIS: LA SANTÍSIMA VIRGEN EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

SEGUNDA CATEQUESIS: LA SANTÍSIMA VIRGEN EN EL NUEVO TESTAMENTO

TERCERA CATEQUESIS: LA SANTÍSIMA VIRGEN EN EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA

 

II    PARTE: ORÍGENES DE LA DEVOCIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN

 

CUARTA CATEQUESIS: RAÍZ BÍBLICA 

QUINTA CATEQUESIS: RAÍZ HISTÓRICA

 

III  PARTE: HISTORIA DE LA APARICIÓN DE LA VIRGEN DEL CARMEN 

 

SEXTA CATEQUESIS: LLEGADA DE LA DEVOCIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN A MÉXICO

SEPTIMA CATEQUESIS: LA VIRGEN DEL CARMEN EN LA HISTORIA DE CATEMACO

OCTAVA CATEQUESIS: TESTIMONIOS DE LA INTERCESIÓN DE LA VIRGEN DEL CARMEN

 

IV   PARTE: SIGNOS MARIANOS

 

NOVENA CATEQUESIS: EL ESCAPULARIO

DECIMA CATEQUESIS: EL SANTO ROSARIO

 

V     PARTE: ORACIONES A LA VIRGEN DEL CARMEN

 

DECIMA PRIMERA CATEQUESIS: ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN Y CÁNTICOS A LA

SANTÍSIMA VIRGEN DEL CARMEN

DECIMA SEGUNDA CATEQUESIS: ORACIONES PARA TODOS LOS DIAS:  LA NOVENA EN HONOR A LA VIRGEN DEL CARMEN

 

 

 

PRESENTACIÓN 

 

 

Las sagradas Escrituras celebran la belleza del Carmelo, donde el profeta Elías defendido la pureza de la fe de Israel en el Dios vivo. En el siglo XII, algunos eremitas se retiraron a aquel monte, constituyendo más tarde una Orden dedicada a la vida contemplativa, bajo el patrocinio de la Virgen María. 

 

El en siglo XIII, algunas personas, se establecieron en el monte Carmelo para llevar una vida ermitaños, regida por una regla común (1209). Así empezó la Orden del Carmelo. 

 

La fiesta se estableció en 1726 para conmemorar la aparición de la Virgen María, 16 de Julio de 1251, a San Simón Stock, Superior General de la Orden Carmelita. Ella prometió conceder ayudas especiales a quienes lleven el Santo Escapulario. Entre éstas figura el “privilegio sabatino”, según el cual, saldrán del purgatorio, el sábado siguiente a su muerte, los que fallecieren en gracia y con el escapulario.

 

Cuenta la historia que, en el siglo XIII, el 16 de julio de 1251 específicamente, el superior general de los Padres Carmelitas, San Simón Stock, tuvo una aparición de la virgen del Carmen con un escapulario y desde entonces nació la imagen de Nuestra Señora del Carmen: el niño y la virgen con un escapulario en la mano. 

 

La fiesta de la Virgen del Carmen es un momento de gran celebración en América Latina y España. En la Isla del Carmen, los festejos empiezan a fines de junio y terminan a principios de agosto. Entre esas actividades destacan dos procesiones. Una por mar, con barcos camaroneros y petroleros, y la otra por tierra, por el malecón y las calles de la ciudad. También hay misas, bautizos y comuniones masivas.

 

 

Escapulario de la Virgen del Carmen

 

 

Es un signo de devoción mariana, que consiste en un pequeño escapulario de color marrón. Es uno de los símbolos más reconocibles para los devotos y es especialmente relevante porque se encuentra dentro de los llamados "sacramentales" por el Concilio Vaticano II. Eso quiere decir que es un signo sagrado según el modelo de los sacramentos, por medio del cual se significan efectos, sobre todo espirituales, que se obtienen por la intercesión de la Iglesia". (S.C.60)

 

La tradición dice que Nuestra Señora del Carmen le entregó a San Simón Stock el escapulario el 16 de julio de 1251, y le dejó esta promesa: A todo aquél que porte mi escapulario, lo libraré del fuego del

infierno. Esta promesa de la Virgen es interpretada por los devotos como la salvación para quienes mueran

portando el escapulario.

 

 

1.     Ayudas especiales a quienes lleven el Santo Escapulario. 

2.     Concede “privilegio sabatino” (salir del purgatorio) los que fallecieren en gracia y con el escapulario 

3.     Libra del fuego del infierno.

4.     Salvación para quienes mueran portando el escapulario.

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

 

Para comprender la importancia y el protagonismo de la Virgen María en la historia de la salvación, es

fundamental recurrir a la Sagrada Escritura. Esta es la primera fuente para descubrir la voluntad de Dios y los fundamentos de nuestra devoción a la Madre del Salvador. San Jerónimo, traductor de la Biblia al latín (Vulgata), decía: “El que no conoce la Sagrada Escritura, no conoce a Cristo”. Por lo tanto, en primer lugar, queremos recurrir a la Palabra de Dios, como también tomar algunas orientaciones del Magisterio de la Iglesia.

 

El 16 de julio del 2006, el Santo Padre Benedicto XVI decía: “Los Carmelitas han difundido en el pueblo cristiano

la devoción a la Santísima Virgen del Monte Carmelo, señalándola como modelo de oración, de contemplación y de dedicación a Dios. María, en efecto, de modo insuperable, creyó y experimentó que Jesús, Verbo encarnado, es el culmen del encuentro del hombre con Dios. Acogiendo plenamente la Palabra, «llegó felizmente a la santa montaña» (Oración de la colecta de la Memoria), y vive para siempre, en alma y cuerpo, con el Señor”.

 

Reconociendo la necesidad de avivar y reencantar a nuestra Diócesis de san Andrés Tuxtla y peregrinos con la

devoción a la Virgen del Carmen, es que ha surgido este subsidio para que Ella sea más conocida y amada. Son unas sencillas páginas que vienen a recordarnos el rol de la Santísima Virgen María en la historia de la salvación. Nuestro objetivo es volver a nuestra raíz cristiana para mantener vigorosa y fuerte la acción de la Madre del Cielo en nuestra Patria como también el compromiso de todos con el Evangelio.

 

Por consiguiente, para celebrar a nuestra Madre santísima bajo la advocación de la Virgen del Carmen, se propone este docenario con “doce catequesis” para que, a través de la reflexión de la espiritualidad de la virgen del Carmen, amemos más a María y defendamos nuestra fiesta para honrar con fe y amor a la Madre de Dios.

 

Que la Santísima Virgen del Carmen nos haga crecer en amor a Dios y amor a la Patria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I PARTE: MARÍA SANTÍSIMA EN LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN

 

PRIMERA CATEQUESIS 

LA SANTÍSIMA VIRGEN EN EL ANTIGUO TESTAMENTO 


 

(Para comprender la importancia y el protagonismo de la Virgen María en la historia de la salvación, es fundamental recurrir a la Sagrada Escritura. Aquí encontramos algunos textos que la Tradición de la Iglesia los ha interpretado como una prefiguración o alusión directa a María, la Madre de Dios)

 

Al comenzar el docenario, se acondiciona la capilla o lugar donde se realizará el Docenario. Tener en cuenta un crucifijo, imagen de la Virgen del Carme, flores, velas, mesa, mantel y un escapulario grande que lo puedan ver todos. 

 

1.- ORACIÓN INICIAL:

 

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

¡Oh Virgen Santísima Inmaculada, belleza y esplendor del Carmen! Tu que miras con ojos de particular bondad al que viste tu bendito Escapulario mírame benignamente y cúbreme con el manto de tu maternal

protección. Fortalece mi flaqueza con tu poder, ilumina las tiemblas de mi entendimiento con tu sabiduría, aumenta en mi la fe, la esperanza y la caridad. Adorna mi alma con tales gracias y virtudes para que sea

siempre amado por tu Divino Hijo y por ti. Asísteme en vida, consuélame cuando muera con tu amabilísima

presencia y preséntame a la Augusta Trinidad como hijo y siervo devoto tuyo, para alabarlos eternamente y

bendecirlos en el paraíso. Amén

 

 

 

 

 


Se entona un canto a la virgen del Carmen, se canta las estrofas convenientes 

 

CANTO: HIMNO A LA VIRGEN DEL CARMEN 

 

VIVA MARIA

 

Viva María,

Viva el Carmelo,

Viva el Escapulario, Prenda del Cielo.

 

Es la Virgen del Carmen que alumbra con sus rayos nuestra abogada, que en penas y en peligros graciosa ampara.

 

La Virgen del Carmelo ofrece amparo al devoto que viste su Escapulario.

 

La tentación más fuerte rinde homenaje al que el Escapulario lleva por Ángel.

 

Al joven que llevare esta librea la Virgen del Carmelo siempre le vela.

 

Todos los que tuvieren

enfermedades acudan a la Reina Virgen del Carmen.

 

 

Es el Escapulario Sol refulgente hasta la muerte.

 

Los hijos del Carmelo siempre han vencido con el Escapulario al enemigo.

 

De la Virgen del Carmen sed fieles hijos, pues Ella vuelve en premio mil beneficios.

 

Acudid a María con confianza, pues Ella es nuestra Madre, nuestra esperanza.

 

Los ojos de la Virgen me están mirando para ver si yo llevo su Escapulario.

 

Mírame, dulce Madre, mírame siempre, y verás que lo llevo hasta la muerte.

 

JACULATORIA

 

V. Virgen del Carmen  R. Ruega por nosotros.

 

2.- PARTIMOS DE NUESTRA REALIDAD:

 

Con estas preguntas el catequista conocerá cual es la realidad de lo que la gente conoce a cerca de la devoción de la Virgen del Carmen.

 

•       ¿Sabes quién es la Virgen del Carmen? ¿Qué conoces de ella?

•       ¿En dónde inicio está celebración a la Virgen?

•       ¿Qué día se festeja?

•       ¿Con qué característica particular se le reconoce?

•       ¿Han participado en alguna festividad de la Virgen del Carmen?  ¿En dónde?

•       ¿Les gustaría conocer más de la devoción a la Virgen del Carmen?

 

 

 

 

 

3. ILUMINAR CON LA PALABRA DE DIOS:  

 

 

 

4.- COMPARTAMOS: 

Génesis 3, 15

“Haré que haya enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya. Ella te

pisará la cabeza mientras tú herirás su talón”. 

 

Isaías 7, 10–14

 

“El Señor, pues, les dará esta señal: he aquí que una doncella (una joven virgen) concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel, es decir, Dios con nosotros”. 

 

 

• ¿Qué nos dice el texto? ¿Qué te llamo la atención?

 

4.- REFLEXIÓN:

 

(Génesis 3, 15) Texto conocido como Proto-evangelio, es decir, el “primer Evangelio”, ya que es el primer anuncio de la salvación a todos los hombres. Y la mujer a la cual se alude es María, la Madre del Mesías, que aparece contraria al mal y quien dará a luz al Hijo de Dios.  

 

 

(Isaías 7, 10–14) Estas palabras nos hablan del carácter mesiánico del pasaje bíblico, donde se anuncia a un Salvador que nacerá de una Virgen. 

 

La historia de la Iglesia ha manifestado, en los concilios y las distintas épocas las contrariedades y objeciones para afirmar en María siempre virgen, con sus fundamentos bíblicos, cristológicos, eclesiológicos, etc. 

En la sagrada Escritura no se afirma explícitamente y

formalmente que Santa maría es la madre de Dios (Theotókos o De igennitrix). Sí se llama, en cambio, a María la Madre de Jesús o la madre del Señor (Cf. Mt 1,18; 2,11; 13,20; 12,46; Lc 1,43; Jn 2,1; Act 1,14). Sin embargo, en esos mismos escritos se dice que Jesús es el hijo de Dios. De aquí se infiere, como ya hizo la Iglesia en el siglo II, que Santa María debe ser venerada verdaderamente y propiamente con el título de Theotókos, de Madre de Dios, porque su hijo es el Unigénito del Padre.

 

5.- ACTUAR:

 

A partir de lo reflexionado respondamos a nuestra realidad 

 

•       ¿Qué importancia tiene los fundamentos bíblicos en la fe de María? 

•       ¿Nuestras devociones a Jesús, a María o a los santos se viven desde la fe? 

 

 

6.- ORACIÓN:

 

Virgen del monte Carmelo intercede por nosotros para que fortalecidos en la fe creamos más en Dios. Amén

 

7.- COMPROMISO:

 

Pregunta a tus vecinos familiares o amigos que te digan que saben de la historia de la devoción a la Virgen del Carmen en Catemaco. 

 

8.- ORACIÓN FINAL:

 

 

¡Santísima Virgen del Carmen! Adornado(a) con el Santo Escapulario que visto, vengo a tus plantas a pedir perdón, arrepentido(a) de mis culpas, a prometerte la enmienda de mi vida y a suplicarte me alcances la

salvación de mi alma. Dígnate acoger benigna mis súplicas; sé mi amparo en todas mis necesidades; enciende mi corazón con el fuego santo que arde en el tuyo y concédeme si. es para mi bien, la gracia quete pido en esta

novena. Amén.

 

Canto: himno a la Virgen del Carmen. Pág.6

 

 


 

 

I PARTE: MARÍA SANTÍSIMA EN LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN

 

SEGUNDA CATEQUESIS 

LA SANTÍSIMA VIRGEN EN EL NUEVO TESTAMENTO

 


 

1.- ORACIÓN INICIAL:

 

 

Canto: himno a la Virgen del Carmen. Pág. 6.

ORACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN 

SÚPLICA PARA TIEMPOS DIFÍCILES 

"Tengo mil dificultades:    En mis enfermedades: ayúdame.       fortaléceme.

De los enemigos del alma:  Cuando me desprecien: sálvame.      anímame.

En mis desaciertos:       En las tentaciones: ilumíname.        defiéndeme.

En mis dudas y penas:     En horas difíciles: confórtame.         consuélame.

 

Con tu corazón maternal: ámame.

Con tu inmenso poder: protégeme.

Y en tus brazos al expirar: recíbeme.

Virgen del Carmen, ruega por nosotros.

Amén.

2.- PARTIMOS DE NUESTRA REALIDAD

 

 

•        ¿Porque la Iglesia llama a María la Madre de Salvador?

•        ¿En pasaje de la Escritura del Nuevo Testamento encuentras a María co-redentora?

•        ¿Qué necesito para conocer más a María para tener una profunda espiritualidad en ella?

 

3. ILUMINAR CON LA PALABRA DE DIOS  

 

Leer el Evangelio de Lucas 1, 26–38. Juan 2, 1–12. Juan 19, 25–27.

 

Lucas 1, 26–38. “El ángel le dijo: “No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios. Concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, al que pondrás el nombre de Jesús. Será grande y justamente será llamado Hijo del Altísimo…” María entonces dijo al ángel: “¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen?”. Contestó el ángel: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el niño santo que nacerá de ti será llamado Hijo de Dios”. Aquí se encuentra la intervención especial de Dios que hace que su Único Hijo, nazca del vientre virginal de María Santísima. 

 

Juan 2, 1–12. “Sucedió que se terminó el vino preparado para la boda, y se quedaron sin vino. Entonces la madre de Jesús le dijo: “No tienen vino”. Jesús le respondió: “¿Qué quieres de mí, Mujer? Aún no ha llegado mi hora”. Pero su madre dijo a los sirvientes: “Hagan lo que él les diga”. 

 

Juan 19, 25–27. “Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a

quien amaba, dice a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo.” Luego dice al discípulo: “Ahí tienes a tu madre.”

 

4.- COMPARTAMOS: 

 

•        La Anunciación del Ángel a María, ¿Qué dogma de María hay aquí? 

•        ¿Qué significó, que Jesús obedeció a su madre María?

•        ¿Qué enseñanza da Jesús cuando dice al discípulo amado: “¡Mujer, ahí tienes a tu hijo” y “Ahí tienes a tu madre!”

 

5.- REFLEXÓN:

 

 (Lucas 1, 26–38). Texto que corresponde al Anuncio de la Encarnación del Hijo de Dios en las purísimas entrañas de María Santísima. Aquí se encuentra la intervención especial de Dios que hace que su Único Hijo, nazca del vientre virginal de María Santísima. 

 

Juan 2, 1–12. Pasaje que recuerda las Bodas de Caná, donde Jesús realizó el primer signo milagroso de su vida que manifiesta su gloria, a petición de la Santísima Virgen María.  A pesar del aparente reproche de Jesús a su Madre, Él atiende al pedido de María. Ella nos enseña a pedir, pues la Virgen expone la situación y se abandona en las manos providentes de Dios.

 

Juan 19, 25–27. Relato que corresponde a la Pasión de Cristo. Un hermoso texto donde Jesús proclama la maternidad espiritual y universal de María. Desde este momento, Ella no sólo es Madre de Dios, sino también de todos los hombres y de la Iglesia, Madre del mundo y protectora de la humanidad.

 


En esta parte de la Sagrada Escritura la aparición de María es explícita y se muestra su especialísima consideración en el plan de Dios. Sin duda, las referencias a Ella son muchas; de manera silenciosa o abierta siempre está junto a Jesús. Como lo indica san Lucas: “María, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón” (Lc 2, 51) y acompañó a Cristo en toda su vida (Mt 2, 1-12; Lc 2, 22-35; Lc 2, 41-49). 

 

María gira en torno a la persona y misión de su Hijo, por eso del misterio de la maternidad divina que constituye su razón de ser en el plan divino de Salvación. 

 

La conexión con el dogma de fe en el Concilio Vaticano II es la definición de la maternidad divina: la Bienaventurada virgen fue en la tierra la esclarecida Madre del divino Redentor y en forma singular la generosa colaboradora entre todas las criaturas y la humilde esclava del Señor. 

 

6.- ACTUAR:

 

•        ¿Jesús nos enseña amar a María? 

•        ¿Por qué María es Madre de Dios y de la Iglesia? 

•        ¿Como venero a la Madre del Salvador? 

7.- ORACIÓN

 

¡Oh Virgen María, Madre de Dios y Madre también de los pecadores y especial Protectora de los que visten tu sagrado Escapulario! 

 

8.- COMPROMISO:

 

•        No se puede entender a Jesús con María ni María con Jesús.

•        Manifestar la fe en María como nuestra Santísima Madre.

•        María es la Madre de Jesucristo y Madre nuestra.

 

9.- ORACIÓN FINAL:

 

 

¡Santísima Virgen del Carmen! Adornado(a) con el Santo Escapulario que visto, vengo a tus plantas a pedir perdón, arrepentido(a) de mis culpas, a

prometerte la enmienda de mi vida y a suplicarte me alcances la salvación de mi alma. Dígnate acoger benigna mis súplicas; sé mi amparo en todas mis necesidades; enciende mi corazón con el fuego santo que arde en el tuyo y concédeme si. es para mi bien, la gracia quete pido en esta novena.

Amén.

 

Canto: himno a la Virgen del Carmen. Pág. 6.

 

 

MARÍA SANTÍSIMA EN LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN

 

TERCERA CATEQUESIS 

LA SANTÍSIMA VIRGEN EN EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA 


 

1.- ORACIÓN INICIAL:

 

Canto: himno a la Virgen del Carmen. Pág. 6.

 

“Virgen Santísima del Carmen, yo deseo que todos sin excepción, se cobijen bajo tu sombra protectora de tu Santo Escapulario y que todos estén unidos a Ti Madre Mía, por los estrechos y amorosos lazos de ésta tu

querida insignia” 

2.- PARTIMOS DE NUESTRA REALIDAD 

•        ¿Para ti, que es el Magisterio de la Iglesia?

•        ¿Qué importancia hay en la imagen de la Virgen María en el Magisterio de la Iglesia?

•        ¿Qué documentos de la Iglesia conoces que hablen de la Santísima de la Virgen María

3. ILUMINAR CON LA PALABRA DE DIOS  

 

Aunque en la Sagrada Escritura no se afirma explícitamente y formalmente que María es la Madre de Dios, en cambio se menciona a María la madre de Jesús o la Madre del Señor:

Leer el Evangelio: 

Mt 1, 18; 2, 11; 13, 20; 12, 46; Lucas 1, 43; Juan 2, 1). 

La sagrada escritura es fuente de enseñanza en torno a la eternidad a la Maternidad divina y está directamente referida a la verdad cristológica y ocupa primordial.

Por tanto, la conexión en la maternidad de santa María se entiende al mismo tiempo es una autentica maternidad natural y sobre natural, en cuanto modo: maternidad virginal, en cuanto causa: por obra del Espíritu Santo y en cuanto: termino: dio a luz al Hijo de Dios encarnado. 

4.- REFLEXÓN:

 

 La doctrina y enseñanza de la Iglesia sobre la Virgen María se basan en la Sagrada Escritura y en la Tradición, interpretadas auténticamente por el Magisterio. Dicha interpretación está dada en los escritos de los Papas, en los textos de los Concilios, etc. Sólo conoceremos tres ejemplos que se refieren a la importancia y rol de María.

 

A. LUMEN GENTIUM

CONSTITUCIÓN DOGMÁTICA SOBRE LA IGLESIA DEL CONCILIO VATICANO II (1964).

 

• En el capítulo VIII se nos habla de La Santísima Virgen María, Madre de Dios, en el Misterio de Cristo y de la Iglesia (52-69).

 

B. REDEMPTORIS MATER

I.             Aquí se afirma que Cristo, citando a san Pablo (1 Tim 2, 5-6), es el único Mediador; y agrega:

 

“Pero la misión maternal de María para con los hombres no oscurece ni disminuye en modo alguno esta mediación única de Cristo, antes bien sirve para demostrar su poder” (60). 

 

II.          Sobre el Culto de la Santísima Virgen en la Iglesia se dice: 

 

“María, ensalzada por gracia de Dios, después de su Hijo, por encima de todos los ángeles y de todos los hombres, por ser la Madre Santísima de Dios, que tomó parte en los misterios de Cristo, es justamente honrada por la Iglesia, con un culto especial” (66).

 

ENCÍCLICA SOBRE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA EN LA VIDA DE LA IGLESIA PEREGRINA, ESCRITA POR EL SIERVO DE DIOS JUAN PABLO II (1987).

 

I.             Aquí se nos recuerda que: 

 

“La dimensión mariana de la vida de un discípulo de Cristo se manifiesta de modo especial precisamente mediante esta entrega filial respecto a la Madre de Dios, iniciada con el testamento del Redentor en el Gólgota. 

 

II.          Entregándose filialmente a María, el cristiano, como el apóstol Juan: 

 

“acoge entre sus cosas propias a la Madre de Cristo y la introduce en todo el espacio de su vida interior” (45).

 

 

 

 

 

 

C. SACRAMENTUM CARITATIS

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA SOBRE LA

EUCARISTÍA DEL PAPA BENEDICTO XVI (2007).

 

                                                                                            I.      Él nos señala: […] 

todo lo que Dios nos ha dado encuentra realización perfecta en la Virgen María… desde la Anunciación a Pentecostés, aparece como la persona cuya libertad está totalmente disponible a la voluntad de Dios... María es la gran creyente que, llena de confianza, se pone en las manos de Dios, abandonándose a su voluntad… 

 

Por esto, cada vez que en la Liturgia eucarística nos acercamos al Cuerpo

y Sangre de Cristo, nos dirigimos también a Ella que, adhiriéndose plenamente al sacrificio de Cristo, lo ha acogido para toda la Iglesia… María de Nazaret, ícono de la Iglesia naciente, es el modelo de cómo cada uno de nosotros está llamado a recibir el don que Jesús hace de sí mismo en la Eucaristía” (33). 

 

“Bajo este gran marco de apoyo, entraremos en la invocación de María, con la célebre advocación Nuestra Señora del Carmen”

68 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page