top of page

REFLEXION DOMINICAL. 9 DE MAYO. HACER MI PROPIA VOLUNTAD.

DESAYUNO BÍBILICO DOMINICAL.

PBRO. TEÓDULO MORALES.

VI DOMINGO DE PASCUA.

CATEQUESIS ENTRES PASOS: EN MI PUEBLO DICEN, LA BIBLIA DICE, YO HAGO…

9 DE MAYO 2021.



A. EN MI PUEBLO DICEN. (Una chica perdida)

Sus lágrimas eran sinceras, desgarradoras, y bastante dramáticas. –Padre, siento que no puedo, si mi hija no aparece yo me vuelvo loca. ¡Padre! ¡Yo me muero! Sentí tanta compasión por esa mujer, era un verdadero mar de lágrimas. Y pensé en María, nuestra madre del cielo, cuando perdió a su hijo en el templo, me pregunté ¿Será que María pasó por esta misma amargura?

¡Claro! La situación aquí era diferente. Resulta que la niña, de apenas 14 años de edad, se escapó de la casa una noche de esas en las que una de sus compañeras cumplía años y sus papás no la dejaron ir porque apenas unos días antes había salido con tremendo 5 de calificación en una de las materias más importantes de la secundaria, todo porque el novio la cortó. Sí, el novio la terminó. Un novio de apenas 26 añitos de edad, esa edad tenía el inocente noviecito.

Pues se escapó a la fiesta, entonces sus papás queriendo darle una lección, la castigaron, la sacaron de la escuela, le quitaron el celular, le quitaron la televisión, y la dejaron prácticamente incomunicada.

Pues fue una guerra de poder. Resulta que al final la guerra la ganó ella. Sí, la niña de apenas 14 años. Demostró que pudo más, se fue de la casa, se desapareció.

La niña, una noche se fue a casa de una amiga sin avisar, pasó un día, dos días, tres días… cuatro días. No aparecía por ningún lado. Ahí fue donde me encantó traer este evangelio de hoy.

B. LA BIBLIA DICE

Del santo Evangelio según san Juan: 15, 9-17

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Como el Padre me ama, así los amo yo. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecen en mi amor; lo mismo que yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea plena. Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande a sus amigos que el que da la vida por ellos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.

No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido y los ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi nombre. Esto es lo que les mando: que se amen los unos a los otros". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.


C. YO ACTUO

¿Que qué pasó con la niña? Sí, si apareció, algunos días después, apareció como si nada hubiera pasado. Por cierto ella fue la que puso las condiciones, -no me digan nada, tendré el novio que me dé la gana, saldré cuando me dé la gana, y si ustedes me vuelven a castigar, esta vez no jugaré, me iré y jamás volverán a saber nada de mí…, GANO LA GUERRA. –Una hija educando a sus padres.

Al final le tuve que decir a una amiguita que tengo, Alma se llama, (otra niña de 13 años que vive cerca del basurero, que por cierto vive sola, sus padres la abandonaron, es niña de la calle) que si quería unos papás “muy buenos”, pues que se los regalaba, que tienen una hija mal agradecida, que no los valora, que fue capaz de atormentarlos escapándose 4 días sin saber de ella, y que hasta los amenazó.


A la niña perdida le dije que: Que yo la quería, así como sus padres la aman, que permaneciera en el amor de sus padres, permaneciendo en su casa, que cumpliera con los mandamientos de sus padres, que si cumple con los mandamientos de sus padres le daban, permanecería en el amor a ellos. Que eso alegraría mucho a sus padres, que se ame con sus demás hermanos, los unos a los otros, como sus papás los aman. Que nadie tiene amor más grande que el papá que da la vida por sus amigos e hijos, que da la vida por ellos. Que “Ustedes son mis amigos e hijos, si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los llamo amigos, los llamo hijos, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.


¿Qué les dije a los papás? A ellos les dí la regañiza de sus vidas. ¿Cómo es posible que dejen que los patos le disparen a las escopetas? Osea…, ¿Cómo?


Moraleja: Oremos por muchos cristianos que se alejan del amor de Dios, que prefieren irse de la Iglesia, antes que cumplir con los mandamientos de Dios. Oremos por muchos hijos desobedientes que quieren HACER SU PROPIA VOLUNTAD y no la voluntad de Dios. Que así sea.