LA DIÓCESIS Y SU SUELO.



En los límites diocesanos quedan enmarcados 35 municipios del sureste del estado de Veracruz, en donde la Providencia ha sido extraordinariamente pródiga. El suelo rico en minerales, tiene agua en abundancia y su vegetación exuberante, por lo que quedan compensadas las molestias de su clima tropical.

Podemos hablar de cuatro regiones con ciertas características: la cuenca del Papaloapan donde tenemos la gente típicamente jarocha, alegre, bullanguera, que vive sobre todo del cultivo de la caña de azúcar y de frutas como el mango, el plátano y la papaya. Los Tuxtlas, zona montañosa, zona volcánica, en cuyos valles se cultiva uno de los mejores tabacos del mundo, caña de azúcar, cría y engorda de ganado; también tenemos una altiplanicie fundamentalmente industrial y ganadera en Acayucan al sureste y finalmente, la zona montañosa que vive del cultivo de arroz, y maíz y de la ganadería.



Nuestro suelo es beneficiado por grandes ríos como son: el Papaloapan, el Coatzacoalcos, el San Juan, el Uzpanapa y muchos otros de menor importancia. Tiene pintorescas lagunas como la de Catemaco, Sontecomapan, El Marqués, Laguna Escondida, Laguna Encantada y otras; también tiene hermosas cascadas ente las sale el Salto de Eyipantla, verdadera maravilla natural! admiración de los turistas y fuente de inspiración para los pintores y poetas.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo