DOS HIJOS LE DIO EL SEÑOR. LOS DOS SERÁN SACERDOTES. ¡INCREIBLE! DIOCESIS DE SAN ANDRES TUXTLA.

En reciente entrevista para Conexión Vital Radio, y dentro del cierre del año Vocacional, el padre Roberto Avalos, habló del caso particular de la Familia Serrano Fidencio, al respecto afirmó lo siguiente:


Ciertamente queremos, dentro de este camino, fortalecer, promover y animar para que las personas logren entender que la familia es cuna de vocaciones.

La familia de doña Reina y Don Julio, que en paz descanse Don Julio, solamente tuvieron dos hijos, el padre Julio y Alexis que será ordenado diácono.


Yocelin nos hizo un flayer, pusimos nuestras ideas, también dónde hablamos de la familia cuna de vocaciones y una frase que le pusimos a doña Reyna: "dos hijos me dio el Señor y dos hijos le consagré". Únicos hijos, yo recuerdo a Don Julio que cuando me tocaba ir a alguna reunión de Pastoral Vocación a Medias Aguas y nos recibía le decía: ¿Don Julio y si Alexis se mete al seminario le daría chance? Decía "lo que ellos quieran y decidan, totalmente de acuerdo.



-¿Pero no tendría nietos? -Lo que ellos decidan padre nosotros estamos totalmente de acuerdo en sus decisiones

Y bueno, va a hacer algo, pues, novedoso, histórico en nuestra diócesis, que sus únicos dos hijos sean sacerdotes los únicos dos hermanos; yo tengo un pariente sacerdote, el padre Tomás, yo soy sacerdote, tengo un sobrino seminarista también que ahí va caminando, pero como hermanos y únicos hermanos solamente ellos dos. Los vamos a potenciar, los vamos a promocionar como un signo de que la familia es cuna de vocación, de que la familia surgen las vocaciones.



No solamente es eso seguramente ahorita muchos dirán: "oye qué bonito ¿no? qué hermoso y qué bendición para doña Reina que aún vive y para Don Julio que vive allá en el cielo", pero seguramente también para doña Reyna, debió haberle costado desprenderse de sus dos únicos hijos y en algún momento saber que se puede quedar sola, pero creo que en lo que yo tengo memoria, y de lo que ellos comentaron como esposos, estaban totalmente de acuerdo.

Creo que afrontar, también, la situación de entregar a sus dos hijos al sacerdocio, y no porque la iglesia se lo quité, sino más bien ellos lo ofrecen y el Señor los toma para el sacerdocio, pero al mismo tiempo se los regresa a ellos mismos.



787 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo