De valores no vive la gente. Reflexión dominical. 8 de agosto de 2021

DOMINGO 8 AGOSTO 2021

Verde Domingo XIX De Tiempo Ordinario

MR, p. 433 (429) / Lecc. II, p. 148

Pbro. Teódulo Morales Mezo.

De valores no vive la gente.



A. EN MI PUEBLO DICEN…

-Tenemos que asegurar la presidencia a toda costa.

–Sí, estas próximas elecciones, tienen que ser super planeadas.

-Sí, Señor, pero no se le olvide que tiene mucho que ver con la persona que vaya a continuar en la presidencia, tiene que ser muy bien aceptada, neutra, etc.

-Sobre todo, Manuel, que sea leal a la agenda que tenemos.

-Y que nos asegure protección sobre todo.

-¿Qué podemos hacer?

-Te propongo algunas estrategias.

-Sí, dígame.

-Tenemos que apostar todo por los pobres.

-Ja, ja, ja, ja no me haga reír Señor, son pobres, ¿Qué nos pueden ofrecer?

-Demasiado, son pobres, pero son muchos. Estas elecciones pasadas no salieron las cosas como quisimos, no se obtuvieron resultados como queríamos, ¿No es cierto? Y no se olvide de una cosa Seño Manuel. Son pobres, pero son los que pueden darnos la mayoría

-Tiene razón Señor, pero ¿cómo haremos para que los pobres nos hagan ganar la presidencia dentro de 3 años?

-Con el hambre, a todo se puede uno acostumbrar en esta vida, menos a no comer.

-No entiendo.

-Mira Manuel, ya tienes un programa que se llama sesenta y cinco y más o “Programa Pensión para Adultos Mayores”, los de 60 años quedan excluidos, cuando se acerquen las elecciones, un año antes o unos meses antes de 65 años bájalos a 60 años, y aumenta el pago de las mensualidades, si das $2,700 cada dos meses, auméntalo a $3,000 o más, y la gente te lo va a agradecer y te van amar.

Pero por si eso no fuera necesario, facilita las becas a los estudiantes, da seguro del desempleo, haz un programa más intenso de apoyo a las madres solteras.

Aumenta también la ayuda económica de ayuda al campo. Da más dinero a los campesinos. Aumenta el sueldo a los maestros, baja la gasolina. Etc..

-Eso es ilusorio, ¿dónde conseguiremos tanto dinero?

-Manuel, dales de comer, dales dinero y tendrás la presidencia en el 2024 asegurado. En cuanto el dinero, ni modo, ni modo, ¡ya sabes!

-Tiene razón Señor, de qué sirven los valores como la Vida, el aborto, el matrimonio, la Familia, etc. si de valores no vive la gente.

-Ja, ja, ja, ja.



B. EN LA BIBLIA DICE…

EVANGELIO

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo.

Del santo Evangelio según san Juan: 6. 41-51

En aquel tiempo, los judíos murmuraban contra Jesús, porque había dicho: "Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo", y decían: "¿No es éste, Jesús, el hijo de José? ¿Acaso no conocemos a su padre y a su madre? ¿Cómo nos dice ahora que ha bajado del cielo?".

Jesús les respondió: "No murmuren. Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre, que me ha enviado; y a ése yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: Todos serán discípulos de Dios. Todo aquel que escucha al Padre y aprende de él, se acerca a mí. No es que alguien haya visto al Padre, fuera de aquel que procede de Dios. Ese sí ha visto al Padre.

Yo les aseguro: el que cree en mí, tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida. Sus padres comieron el maná en el desierto y sin embargo, murieron. Este es el pan que ha bajado del cielo para que, quien lo coma, no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida".

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.


D. YO NO DIGO, YO HAGO…

Sigue resonando aquella frase. “De valores no vive la gente”. Yo me pregunto, ¿de cual Pan vas a querer, del material o del Pan vivo que ha bajado del cielo?

Hermanos, nadie puede venir, ni llegar a este Pan si no lo ilumina el Padre. El que se acerca a este Pan, debe tener y creer en la Vida. Debe resucitar.

Yo les aseguro que el que cree en el Hijo de Dios tiene vida eterna. Jesús es el Pan de la vida, no de la muerte.

Hermanos les presento el Pan que ha bajado del cielo, el que coma de este Pan vivirá para siempre, pero tiene que querer vivir para siempre. El Pan que Jesús nos da, no es dinero, ni bienestar, es su carne, el que quiera d esta carne tiene que renunciar a la comida que ofrece el mundo, y el que quiera comer de la comida que comer el mundo, tiene que renunciar a este pan.

Es difícil, porque lo material es necesario y nadie en su sano juicio se deja morir de hambre por aceptar un pan como este.

Aquí es donde se deja comprender las palabras de Jesús.

Yo les aseguro: el que cree en mí, tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida. Sus padres comieron el maná en el desierto y sin embargo, murieron. Este es el pan que ha bajado del cielo para que, quien lo coma, no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida".



E. YO CELEBRO…

Nos ponemos de pie y oramos juntos, en familia

Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Pero como ahora no puedo recibirte sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás Me aparte de Ti. Amén. (San Alfonso María de Ligorio)

A tus pies, ¡oh mi Jesús!, me postro y te ofrezco el arrepentimiento de mi corazón contrito, que se hunde en la nada ante tu santísima presencia. Yo te adoro en el Sacramento de tu amor, la inefable Eucaristía, y deseo recibirte en la pobre morada que te ofrece el alma mía. Esperando la felicidad de la comunión sacramental, yo quiero poseerte en espíritu. Ven a mí, puesto que yo voy a Ti, ¡oh Jesús mío!, y que tu amor inflame todo mi ser en la vida y en la muerte. Creo en Ti y espero en Ti. Así sea. (Cardenal Rafael Merry del Val)


44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo