CARTA DE UN PÁRROCO, SEGUNDA PARTE. REFLEXIÓN DOMINICAL.

DOMINGO 18

Verde Domingo XVI del Tiempo Ordinario MR, p. 430 (426) / Lecc. II, p. 139

Pbro. Teódulo Morales Mezo

REFLEXIÓN DOMINICAL

Continuación de una carta a los agentes…



1. EN MI PUEBLO CUENTAN.…

Querido hermano, agente de evangelización (coordinadores, catequistas, ministros)


Quiero seguirte animando, a continuar llevando en mensaje del evangelio pesar de tus limitaciones. Bien sé que no eres perfecto, pero no me espanto, ni yo como sacerdote soy perfecto, igual que San Pablo podemos decir como él: “Pues no hago el bien que deseo, sino el mal que no quiero, eso practico”. Rm 7,25

Quiero recordarte que no somos nosotros quienes hemos elegido esto, es Dios quien nos ha elegido a nosotros indignos y limitados. En este sentido, tampoco somos nosotros los que nos arriesgamos a servir, ha sido él quien se ha arriesgado con nosotros, pues bien sabe el Señor, que en cualquier momento podemos fallarle. Sin embargo, esto es lo que no tenemos que perder de vista para que no nos confiemos, y estemos precavidos.

Tampoco olvidemos la recompensa, que es estar con él. No sabiendo que somos santos, sino sabiendo que hemos luchado por mantenernos de pie en el servicio. muchos han caído en el camino, y no se ha podido levantar. No olvidemos el evangelio de hoy que es continuación del evangelio de hace 8 días.


B. EVANGELIO

Andan como ovejas sin pastor.

Del santo Evangelio según san Marcos: 6, 30-34

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Entonces él les dijo: "Vengan conmigo a un lugar solitario, para que descansen un poco". Porque eran tantos los que iban y venían, que no les dejaban tiempo ni para comer. Jesús y sus apóstoles se dirigieron en una barca hacia un lugar apartado y tranquilo. La gente los vio irse y los reconoció; entonces de todos los poblados fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Cuando Jesús desembarcó, vio una numerosa multitud que lo estaba esperando y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.




C. YO NO DIGO…, YO HAGO.

Los apóstoles de hoy tenemos que encantar a la gente, no por nuestras palabras, sino por nuestro estilo de vida, un coordinador, un catequista, un ministro, un sacerdote no pueden estar sin confesarse, sin estar en misa, sin comulgar, pero sobre todo, sin ser feliz. Ese es nuestro testimonio. Esa será la atracción. Ser mejores en todo. Es cierto q a veces las palabras nuestras son huecas, ante nuestras fallas la palabras nos vuelven vacíos, y el demonio puede apuntar más nuestras fallas que el bien que podemos hacer, no nos desanimemos.

Miren que hay gente que sí está agradecida por el servicio que prestamos a Dios, si seguimos cometiendo el mal y no cambiamos nuestro estilo de vida, qué será de nosotros, entonces sí ¡QUE DIOS NOS PERDONE! Pero si cambiamos sinceramente nuestra vida, si luchamos cada día por ser mejores, entonces no nos detengamos, no nos detengamos, no claudiquemos, no abandonemos a Dios.

Las palabras del famoso poeta británico Joseph Rudyard Kipling, también son para nosotros (


Cuando vayan mal las cosas (No abandones)

Joseph Rudyard Kipling

Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir, cuando ofrezca tu camino sólo cuestas que subir, cuando tengas poco haber pero mucho que pagar, y precises sonreír aun teniendo que llorar, cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir, descansar acaso debes pero nunca desistir.

Tras las sombras de la duda, ya plateadas ya sombrías, puede bien surgir el triunfo, no el fracaso que temías, y no es dable a tu ignorancia figurarse cuan cercano, puede estar el bien que anhelas y que juzgas tan lejano,

lucha, pues por más que en la brega tengas que sufrir.

¡Cuando todo esté peor, más debemos insistir! Si en la lucha el destino te derriba, si todo en tu camino es cuesta arriba, si tu sonrisa es ansia satisfecha, si hay faena excesiva y vil cosecha, si a tu caudal se contraponen diques, Date una tregua, ¡pero no claudiques! "Porque en esta vida nada es definitivo, toma en cuenta que: todo pasa, todo llega y todo vuelve"

Mi querido catequista, aunque no tengas tiempo ni para comer, ni descanso, recuerda que nuestro descanso será en el cielo.



D. YO CELEBRO

Oración por los misioneros


Dios del cielo y de la tierra, Me has alimentado con tu palabra y enviado a amar y servir. Un misionero, me has llamado a ser. Incluso en mi pequeñez y en mi pecado me elegiste para cantar el canto de tu amor, el himno de tu misericordia, el himno de tu justicia. Guía mi camino, Señor.Envíame entre las personas que has creado,ya sea en todo el mundo o al otro lado de la calle. Concédeme la gracia de ser bienvenido y el valor para destacar.Que mis palabras impongan al invocar tu espíritu. Que mis actos sobresalgan mientras demuestran tu fidelidad. Aunque pueda vacilar, ayúdame a levantarme de nuevo,haciendo tu voluntad siempre. Y cuando me vaya, que digan: “Ese era diferente. Aquel conocía al Señor”.

Fuente: Oraciónpor Edward O'N. Hoyt/CRS.Derechos de autor © 2019, Catholic Relief Services, www.crs.org, www.crsespanol.org.

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo